23 de noviembre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 14:00
Opinión > Sani2puntocero

También se informa a través del diseño

Responsable de Medios Sociales de Sanitaria 2000
Martes, 05 de abril de 2016, a las 17:20
En 2005 la Universidad de Stanford fue testigo de un discurso inolvidable de Steve Jobs, el fundador de Apple. En esa pieza motivadora y brillante puso el acento en una idea básica: todo suma, todo ayuda a construir aunque inicialmente no veamos las conexiones. Jobs lo llamó “unir los puntos” y lo ejemplificó en la dispersa actividad que él mismo desarrolló en su época universitaria. En esos años en los que no tenía claro en qué disciplina volcarse, se topó con un curso de caligrafía: “Era sutilmente bello, histórica y artísticamente, de una forma que la ciencia no puede capturar, y lo encontré fascinante”.

Diez años después, cuando diseñaba el primer ordenador Macintosh, convirtió el cuidado de la tipografía en una de sus bazas. Hoy día todos vemos normal que un ordenador ofrezca fuentes distintas y tenemos ciertas nociones para combinarlas con gusto y equilibrio. Dos puntos quedaron así unidos, aunque mediaba una década entre el primero y su complemento.

“No puedes conectar los puntos hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás. Así que tenéis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea”, decía Jobs.

En Redaccion Médica hoy materializamos un proceso de unión de puntos que comenzó hace tiempo y en cuya concreción quizá haya tenido su cuota el instinto, el destino o el karma, como decía Jobs, pero el factor fundamental es otro más mundano y, a fin de cuentas, más resolutivo: la observación.

Presentamos una web renovada en su aspecto exterior, pero también en su estructura interna y en la organización de sus contenidos. Para llegar a este punto, que no es el destino final sino un meditado arranque sobre el que seguir evolucionando, observamos cómo ha cambiado la forma en que nos relacionamos con los contenidos online, cómo el diseño se acomoda a un consumo más inmediato y, sobre todo, cómo el lector ha aumentado su cultura digital y demanda un producto ágil, adaptable y eficaz, que no le haga perder el tiempo.

Para lograrlo apostamos por un diseño que prima lo visual y concede protagonismo a tipografías rotundas (Open Sans y Montserrat). Estas componen titulares visibles y textos muy breves o inexistentes en la presentación de las noticias, acompañados siempre por un elemento gráfico dominante. En portada la organización de las noticias sigue un criterio puramente informativo: lo más relevante destaca más, sin el corsé de tener que rellenar espacios preestablecidos.

Sin perder de vista que Internet es cada vez más social y más móvil. Ambos factores condicionan y definen un diseño minimalista y centrado en el contenido; una organización de informaciones intuitiva; y una experiencia de uso de la web sencilla, sin rodeos ni condicionantes que entorpezcan el objetivo máximo de todo lector: acceder a la información.

En la blogosfera del diseño periodístico el blog “En caja baja” es una estación de parada obligatoria, una referencia recomendable hasta para los no especialmente interesados por estos asuntos. Su subtítulo es toda una declaración de intenciones y la mejor definición de su oficio: "Maquetar es informar". Redaccion Médica inicia hoy una nueva fase en el camino hacia la unión de este punto con los antes descritos fruto de la observación. Animamos al lector a sumarse a este viaje y a participar en el desafío de conectar esos puntos.
MÁS ARTÍCULOS