20 nov 2018 | Actualizado: 19:20
Jue 20 junio. 20.05H

Por José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso de los Diputados

 

La lucha frente al tabaquismo y sus consecuencias sobre la salud de las personas es una lucha difícil y larga. Quedan aún muchas cosas por conseguir en esta batalla que, desde la salud pública, se viene manteniendo en todo el mundo. No obstante, hay que señalar que el tabaquismo es una importantísima causa de mortalidad y morbilidad evitables.

La Ley antitabaco en España supuso hace dos años un enorme avance en relación a la prevención. Protege la salud de las personas fumadoras y también la salud de personas fumadoras pasivas. Los efectos en la disminución de la mortalidad y la morbilidad comienzan a sentirse y hacerse patentes en la actualidad. Es una Ley que beneficia claramente a las personas. Es una Ley en la que tuve el honor de participar y de colaborar con todas las organizaciones sanitarias y todos los grupos parlamentarios. Es una Ley de todos. Es por eso que cualquier paso atrás no puede aceptarse desde ningún punto de vista.

Si la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el tabaquismo como una enfermedad adictiva crónica y el tabaco es la primera causa de muerte evitable en España, flexibilizar su aplicación no es justificable. Todos los años, mueren en España unas 50.000 personas a causa de enfermedades provocadas por el consumo de tabaco. Ello equivale a una media de casi unas 140 defunciones diarias. Alrededor de 1.300 de las muertes anuales son atribuibles a la exposición involuntaria al aire contaminado del humo del tabaco en personas fumadoras pasivas.

Eurovegas no justifica ningún paso atrás en esta lucha contra el tabaquismo. Ni la supuesta creación de empleo, ni la supuesta inversión multimillonaria, ni ningún otro argumento económico justifican perder conquistas en beneficio de la salud de las personas. Conquistas que nos ha costado un gran esfuerzo conseguir.

Si el Gobierno cambia la Ley del Tabaco para permitir fumar en Eurovegas, yo trabajaré para que cuando mi partido vuelva al Gobierno de España, rectifique esta decisión equivocada. Decisión que muchos sanitarios militantes y simpatizantes del PP no entienden ni apoyan.