Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Lunes, 18 de mayo de 2015, a las 21:42
*José Luis Cobos es director del Observatorio del Consejo General de Enfermería


El representante nacional de Atención Primaria Urbana de la OMC, Vicente Matas Aguilera, ha afirmado recientemente (Redacción Médica 12 de mayo de 2015), que faltan médicos, aun cuando no “sobran” enfermeros.

Ante tal afirmación y el contenido de sus declaraciones resulta oportuno realizar algunas precisiones.

En primer lugar, sobre algunos de los datos cuantitativos aportados en estas declaraciones, que coinciden con los defendidos por el Consejo General de Enfermería, por cuanto son extraídos del informe oficial del Ministerio de Sanidad [1], ciertas afirmaciones se quedan un tanto cortas.

Cuando se dice que, refiriéndose a los enfermeros, “los avisos domiciliarios son algunos más que los que realizan los médicos”. Si consultamos el citado informe, debemos tener en cuenta que esos “algunos más”, son 7,1 millones de atenciones domiciliarias, es decir que los enfermeros acuden a los domicilios de los pacientes más de 7 millones de veces respecto de los médicos, y eso es lo que denominan “algunas más”. Y hemos de decir que no es algo puntual, si no que es algo que se viene produciendo a lo largo del tiempo, como podemos observar en el siguiente gráfico (del propio informe del MSSSI, 2013), con datos de los últimos años:



En segundo lugar, al afirmar o intentar justificar que los enfermeros contamos con el “apoyo de unos 4.000 Auxiliares de Enfermería” podría darse a entender que están en las consultas de Enfermería para ayudarnos, cuando cualquier persona podrá comprobar que tal afirmación no responde a la realidad.

En tercer lugar, sobre el numero de enfermeros se afirma que “se incrementa la plantilla en 260 enfermeros”, hay que tener en cuenta que, en términos globales, tal y como se afirma en el propio informe del MSSSI, “en los últimos años se observa una disminución de los efectivos, más evidente en enfermería que en el colectivo médico”. Por lo tanto, es la propia administración quien está afirmando que somos el colectivo enfermero quien ha disminuido en número. Respecto de los números globales, si consultamos el último informe de la OMS, sobre las estadísticas sanitarias mundiales - 2015 [2] , podemos comprobar una vez más, la posición tan pésima que ocupamos, con respecto a los países de nuestro entorno (UE-28), respecto de la proporción entre enfermeros y médicos.



Como vemos, en España por cada médico hay 1,15 enfermeros, mientras que la media de la UE-28 se sitúa en 2,37 y a la cabeza, países como Irlanda o Bélgica, superan los 5 enfermeros por cada médico.



Sin embargo, en cuestión de médicos estamos a la cabeza de la UE-28, ya que España es el país con más ratio de médicos por cada 100.000 habitantes (495), mientras que la media de la UE-28 está en 348.



¿Podemos seguir afirmando que faltan médicos?

Si nos centramos sobre la propia actividad en Atención Primaria, es decir sobre el contenido de la consulta, tanto médica como enfermera, la cuestión fundamental no es quién ve más pacientes a lo largo del día, sino cual es el quehacer concreto en el seno de dichas consultas.

Por tanto, la pregunta sería, faltan más médicos ¿para hacer qué?, para hacer el seguimiento del niño sano, para hacer educación para la salud, para suturar pequeñas heridas,… Cuestiones todas ellas para las que están capacitados los enfermeros y que están en su ámbito de competencia. Seamos coherentes y eficientes con nuestros recursos.


[1] Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Informe anual del Sistema Nacional de Salud, 2013. Disponible en: http://www.msssi.gob.es

[2] World Health Organization. World health statistics 2015. Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/170250/1/9789240694439_eng.pdf?ua=1&ua=1