Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:20
Opinión > La Primaria es lo primero

Atención Primaria: faltan médicos y no “sobran” enfermeros

Vicente Matas Aguilera es representante nacional de Atención Primaria Urbana de la OMC
Martes, 12 de mayo de 2015, a las 17:48
En España, según datos del Ministerio, en 2013 existían 3.004 centros de salud y 10.112 consultorios locales; en ellos realizan un extraordinario, estresante y agotador trabajo 28.498 médicos de Familia y 6.387 pediatras. También desarrollan una importante labor 29.526 enfermeros y 20.472 profesionales de otras categorías, de los cuales entre el 15 y el 20 por ciento, aproximadamente, es personal auxiliar de Enfermería.
 
Si nos fijamos en la actividad que realizan estos profesionales, podemos comprobar cómo los médicos de familia realizaron un total de 210.402.201 consultas, equivalentes a unas 30 de media por cada día de consulta (son 247 días de consulta al año). También se atendieron 17.951.060 urgencias en el año.
 
Con las plantillas incompletas y las ausencias sin sustituir, la mayoría de los días se producen los famosos acúmulos de cupo, con lo que consultas de más de 40, 50 e incluso más pacientes diarios son muy frecuentes en muchísimos, en demasiados centros de salud. Por lo que podemos afirmar que en Primaria faltan médicos de familia.
 
Algo muy parecido sucede con los pediatras, que atienden de media más de 21 consultas diarias de media, que de nuevo con las plantillas sin cubrir al cien por cien y ausencias sin sustituir se disparan, y podemos afirmar que en Primaria faltan Pediatras.
 
Hay que destacar, además, que los médicos de Familia y los pediatras, en general, no cuentan con personal auxiliar en las consultas en los centros de salud y consultorios.
 
Si ahora nos fijamos en Enfermería, que cuenta con el apoyo de unos 4.000 auxiliares de Enfermería, las 131.716.252 actuaciones que realizan al año le suponen una media de 18 diarias; cierto es que los avisos domiciliarios son algunos más que los que realizan los médicos, pero aun así y sin las plantillas al completo y las ausencias sin sustituir, la presión asistencial es muy inferior a la que soportan éstos últimos. Sin duda en Atención Primaria “no sobran” enfermeros, pero en Atención Primaria faltan médicos y es hora de que nuestras administraciones se dejen de buenas palabras y aumenten el presupuesto para Primaria e incrementen de forma importante la plantilla de médicos de los centros de salud y consultorios.
 
Éstas son las cifras puras y duras. La incompetencia o ignorancia de nuestros gestores están provocando que entre el año 2012 y 2013, en lugar de aumentar, las plantillas de médicos han disminuido (273 médicos de Familia y 24 pediatras) mientras se incrementa la plantilla en 260 enfermeros, y, vuelvo a repetir: “No sobran enfermeros” pero por supuesto que faltan médicos y muchos.
 
Señor ministro, tome nota: los Médicos de Atención Primaria –en la inmensa mayoría de los centros– están al límite desde hace tiempo. Trabajando en estas condiciones resulta ya imposible seguir manteniendo una atención sanitaria de calidad, y sin una Atención Primaria resolutiva y eficiente el SNS está en peligro.