Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:30
Jueves, 27 de junio de 2013, a las 19:09

Por José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso de los Diputados
 

Ana Mato anunció que el proyecto de Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud será interoperable con la sanidad privada, de modo que un médico pueda disponer de todos los datos de su paciente "venga del servicio que venga". Lo que aparentemente parece una muy buena noticia, en el fondo persigue un propósito al que se pueden plantear serias reticencias.

Por una parte, no está nada claro que sea jurídicamente posible que una información clínica generada en el ámbito de lo público con el uso de recursos económicos públicos pueda entregarse a empresas privadas sanitarias con ánimo de lucro, para que usen dicha información clínica evitando costes a esas empresas a costa del erario público.

Por otra parte, no está nada claro que el Ministerio de Sanidad sea competente para usar información clínica generada por las comunidades autónomas en el uso de sus competencias y con el consumo de sus propios recursos económicos en una forma en la que una comunidad autónoma no esté de acuerdo. Varias comunidades probablemente no estén de acuerdo.

De igual forma, no está nada claro en qué forma se pueden asegurar las garantías de confidencialidad de los pacientes y de los profesionales que intervienen en los diagnósticos y tratamientos generados en el SNS.

Y finalmente, creo que hay una objeción política de fondo. Si el SNS le entrega a empresas privadas sanitarias con ánimo de lucro toda la información clínica, pruebas diagnósticas, etc., etc., ¿En qué se convierte el SNS? ¿En un órgano al servicio de empresas privadas sanitarias con ánimo de lucro? ¿En un sistema parasitado por las empresas privadas sanitarias?

Auguro un difícil proceso a esta idea nada inocente de Ana Mato. Jurídica, técnica y políticamente. Lo que de manera aparente busca sólo beneficiar al paciente, es más que probable que encierre otro proceso de colonización del SNS desde intereses económicos privados. De ser así, no cuenten con el PSOE. Y si este proyecto no cuenta con el PSOE, reconozcan que tiene un complicado futuro.

https://mail.google.com/mail/u/0/images/cleardot.gif