Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Opinión > La sanidad desde el ángulo izquierdo

¿Por qué quedan plazas vacantes de medicina familiar en el MIR?

Por José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso
Martes, 20 de mayo de 2014, a las 13:34
El Sistema Nacional de Salud (SNS) español alcanzó un buen nivel de calidad, equidad y eficacia a lo largo de los años y a partir de la aprobación de la Ley General de Sanidad de 1986, y así lo apreciaban los ciudadanos y ciudadanas hasta finales de 2011.

Una de las razones que explican el avance en calidad, equidad y eficacia del SNS es la labor que los profesionales sanitarios de todas las categorías realizan desde el ámbito de la atención primaria de salud.

A lo largo de los años, la atención primaria de salud ha tenido una prioridad en las actuaciones de las administraciones sanitarias; así el Real Decreto 137/1984, de 11 de enero, sobre estructuras básicas de salud, la Ley General de Sanidad de 1986, la Ley de Cohesión y Calidad de 2003 o la Ley General de Salud Pública de 2011 son hitos legislativos a señalar, que se han truncado con el Real Decreto Ley 16/2012.

En el año 2006, el Consejo Interterritorial aprobó la Estrategia AP-21 para actualizar e impulsar el primer nivel asistencial y hacer posible la modernización de nuestra atención primaria.

Sin embargo, los recortes presupuestarios y la modificación de nuestra sanidad pública, derivados de la aprobación unilateral del Real Decreto Ley 16/2012, han tenido su impacto negativo en la atención primaria de una manera más que relevante.

Hasta tal punto afecta negativamente la falta de prioridad que el Gobierno ha desarrollado hacia el primer nivel asistencial, que incluso en la última convocatoria de plazas MIR han quedado vacantes un número relevante de plazas de medicina familiar y comunitaria.

Esta situación hace necesaria la respuesta firme de todos para hacer posible un reforzamiento y un relanzamiento de la atención primaria de salud y conseguir así que ejerza su papel con las mejores posibilidades de éxito, al tiempo que se refuerce y recupere el atractivo de este nivel asistencial para los médicos que acceden a la prueba MIR.

Por eso, el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados ha instado al Gobierno en una proposición no de ley a elaborar y desarrollar una nueva estrategia para el impulso y modernización de la atención primaria de salud, en el marco del Consejo Interterritorial del SNS, con pleno respeto a las competencias de las comunidades autónomas.

Y también, pedimos desarrollar medidas de todo tipo, en consenso con las comunidades autónomas y las organizaciones de médicos de atención primaria, para asegurar un relanzamiento de la medicina familiar y comunitaria que la haga más atractiva para los médicos que acceden a la prueba MIR.

Espero que se atiendan estas peticiones y consigamos una mejor atención primaria que sea el espacio de atención que requiere la población española.