22 de junio de 2017 | Actualizado: Jueves a las 22:20
Opinión > FIRMAS

Plan Estratégico del Hospital Universitario Basurto

Por Michol González Torres, directora gerente del Hospital Universitario Basurto, de Vizcaya
Jueves, 19 de diciembre de 2013, a las 19:43

El Hospital Universitario Basurto (HUB) se ha caracterizado, en sus 105 años de historia, por su capacidad de adaptación a las nuevas necesidades para cumplir su misión, que no es otra que, de la mano de Osakidetza (Servicio Vasco de Salud), proporcionar asistencia especializada, eficiente, segura y de calidad, comprometida con la formación de profesionales excelentes y con la investigación.

Para alcanzar esta meta estamos ya ejecutando el Plan Estratégico 2013-2017 del hospital, que se compone de nueve ejes: Calidad y Seguridad Clínica; Continuidad asistencial; Optimización asistencial; Excelentes profesionales y la apuesta por la docencia e investigación; Equipos profesionales comprometidos; Comunicación Interna y Externa; Innovación tecnológica en la búsqueda de una mayor eficiencia; Sostenibilidad económica y ambiental, y Modernización de las infraestructuras.

No obstante, y a pesar de su estado naciente, hoy nos toca de nuevo revisarlo, ya que nos enfrentamos a uno de los retos más importantes de los últimos años: la integración del HUB con la comarca Bilbao, en lo que será una Organización Sanitaria Integrada (OSI). Dicha revisión tratará de conformar en uno solo los planes que ambas organizaciones habían diseñado para estos últimos años, de acuerdo a las nuevas exigencias de nuestros ciudadanos y alineado con el nuevo Plan Estratégico de Osakidetza 2013-2016.

Queremos ir afianzando en cada uno de los de procesos asistenciales un nuevo eje transversal a todos ellos: la Seguridad Clínica. La identificación de los riesgos que pueden incidir en cada una de las diferentes áreas de actuación es una de las principales tareas que nos hemos marcado para este cuatrienio. Para ello ha se ha iniciado la evaluación de algunos de ellos e incluso se han llevado a cabo acciones de mejora para poder eliminarlos o, al menos, obtener una baja incidencia. Como ejemplo se podría citar la campaña de lavado de manos para evitar en lo posible las infecciones nosocomiales o los protocolos de cuidados para evitar las úlceras por presión.

El núcleo de nuestra asistencia sanitaria es el paciente y su patología. A veces, en este proceso de atención existen duplicidades, actividades innecesarias y en ocasiones falta de comunicación y coordinación entre los diferentes niveles que inciden en la calidad asistencial, así como en la eficiencia. Para ello, debemos optimizar y racionalizar el uso del hospital y de sus recursos asistenciales, utilizando las estancias hospitalarias de la manera más eficiente posible.

Por otro lado, como hospital universitario, queremos y debemos intensificar nuestra apuesta por la docencia y la investigación, ocupando un espacio de referencia entre los profesionales sanitarios. Nuestro propósito es que la investigación y docencia de este hospital esté dirigida a responder a las necesidades reales de nuestro entorno y población.

Todo ello sería imposible de llevar a cabo si no contásemos con unos profesionales comprometidos. Este reto requiere la implicación del conjunto de profesionales del hospital y en especial de los líderes. Supone cambios en las maneras de trabajar, intensificando la transversalidad y el trabajo dentro de los equipos de trabajo y con la organización en su conjunto.

Además, buscamos más y mejor comunicación interna y externa, y pretendemos poner el foco en la sostenibilidad, en el sentido de ser capaces de garantizar la calidad asistencial en un contexto de demanda creciente, de mayores posibilidades de oferta (nueva tecnología, nuevos tratamientos, etc) y de recursos limitados.

El futuro del sistema sanitario público pasa por la eficiencia. La sostenibilidad económica y social y medioambiental está íntimamente ligada y puede ser potenciada mediante su gestión coordinada.

La última de las partes de las que se compone nuestro plan estratégico es la modernización de las infraestructuras. Seguir modernizando el hospital y las instalaciones es uno de los objetivos más importantes que ya estamos llevando a cabo desde hace varios años. A pesar de la época de crisis por la que estamos pasando, en el HUB se están realizado grandes inversiones en este apartado, de hecho seguimos avanzando con las obras de los nuevos quirófanos del Pabellón Doctor Areilza y la nueva Reanimación, que probablemente se finalizará el próximo año. 

Ganar en funcionalidad es el objetivo más importante en este reto, incorporando los aspectos de eficiencia energética y sostenibilidad en todas las nuevas infraestructuras, así como en las remodelaciones planificadas.

En definitiva, y a expensas de confirmación, nuestra visión para 2017 es la de ser una OSI que, en contexto de crisis, ha sabido innovar y modernizarse, consiguiendo el reconocimiento de profesionales, usuarios y entorno social.