16 ene 2019 | Actualizado: 11:25
VICENTE MATAS AGUILERA, CENTRO DE ESTUDIOS SINDICATO MÉDICO DE GRANADA
Jue 20 diciembre de 2018. 17.10H
La Primaria es lo primero
Para comenzar a ejercer como médico especialista en España se exige un gran esfuerzo en Formación inicial, la nota para acceder a los estudios de medicina, un año tras otro es la mayor de todas las titulaciones de nuestra universidad, son seis largos años de estudios universitarios, la de mayor duración que proporcionan una formación del nivel 3 (Máster) del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior, que se corresponde con el nivel 7 del Marco Europeo de Cualificaciones. Terminada la facultad se necesita un año de preparación para acceder a la formación del sistema MIR y finalmente entre cuatro y cinco años de formación como especialista.
 
En total entre once y doce años de formación y una edad de 29-30 años para poder estar en condiciones de ejercer la profesión. Es una exigencia para poder trabajar como médico en el SNS de cualquier especialidad desde el año 1995.
 
La gran mayoría de los médicos Españoles son empleados públicos, pero de unas características muy diferentes y específicas. Las retribuciones son en general, las correspondientes al resto de empleados públicos del mismo nivel y grupo, en el que dentro de las retribuciones básicas, el sueldo base es asignado a cada categoría en función del título exigido para su desempeño. En el caso de los médicos el sueldo base es el correspondiente al grupo A1, que para el año 2018 tienen un importe de 1.151,17 euros/mes que sumadas las extras recortadas supone al año un total de 15.234,76 inferior aún al que se cobraba en el año 2010 antes de los recortes tanto mes a mes como en cómputo anual (1.161,30 al mes y 16.258,20 al año).
 
En el grupo A2 están encuadradas entre otros, enfermería y fisioterapia que ya son nivel 2 (Grado) del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior, correspondiente con el nivel 6 del Marco Europeo de Cualificaciones. Para el año 2018 el sueldo base tiene un importe de 995,39 euros/mes levemente superior al que se cobraba en el año 2010, antes de los recortes (985,59 euros/mes); pero que sumadas las extras, también recortadas, supone al año un total de 13.396,58 euros, un poco inferior aún al que se cobraba antes de los recortes (13.798,26 euros).
 
La diferencia en el sueldo base entre médicos (A1) y enfermeros (A2) es apenas de 1.838,18 euros al año (el 12,1 por ciento), cantidad que en modo alguno refleja las grandes diferencias de exigencia formativa para acceder al puesto de trabajo, que en el caso de los médicos son once o doce años y en el caso del grupo A2 son solo cuatro años, independientemente de que se puedan realizar periodos de dos años de especialización que en este caso no son obligatorios, como sí lo son para los médicos desde el año 1995.  
 
Por lo tanto y viendo que tanto SATSE como UGT están pidiendo la equiparación del sueldo base de enfermería con el que cobramos los médicos, sería necesario y urgente un nuevo Estatuto Marco del Médico, con un modelo retributivo específico para la profesión, que tenga en cuenta estas especiales características.
 
Hay muchos ejemplos en los que podemos fijarnos, con modelo específico diferente al general de los empleados públicos: Personal funcionario de las Cortes Generales y de las Asambleas de las Comunidades Autónomas, personal funcionario de los demás Órganos Constitucionales del Estado y de los Órganos Estatutarios de las Comunidades Autónomas, Jueces, Magistrados, Fiscales y demás personal funcionario de la Administración de Justicia, Profesores de Universidad, personal militar de las Fuerzas Armadas, personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, personal retribuido por arancel,  personal del Centro Nacional de Inteligencia, Personal del Banco de España y Fondos de Garantía de Depósitos en Entidades de Crédito.
 
A modo de ejemplo, nos fijaremos en jueces y fiscales, profesionales que también tienen unas especiales características y unas altas responsabilidades y a los que la Administración se las reconoce con sueldos base y retribuciones especiales.
 
En el caso de los jueces y abogados fiscales, que tienen convocadas movilizaciones para incrementos retributivos, inician su carrera con un sueldo base mensual de  1.550,83 euros. Magistrados y fiscales tienen asignado un sueldo base mensual de 1.772,43. En el caso de los Magistrados del Tribunal Supremo y fiscales jefes el sueldo mensual es de 1.928,08 euros.
 
Es necesario y urgente que el sueldo base del médico refleje, mínimamente el extraordinario nivel de exigencia inicial de formación que tiene la profesión, llegando a un mínimo de 1.800 euros mensuales de sueldo (el doble que el nuevo salario mínimo) en catorce pagas, que deben ser iguales, para acabar con la discriminación actual en las extras.

Opinión