14 dic 2018 | Actualizado: 13:25
Lun 28 julio de 2014. 19.01H
El Diagnóstico
La nueva secretaria de Sanidad de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, María José Sánchez Rubio, es conocida por ser la consejera de Igualdad, Salud y Política Social de Andalucía, es decir, toda un referencia obligada en el sector, como la han venido siendo todos sus antecesores, debido al peso político de esta autonomía. Nacida en Casarabonela (Málaga), Sánchez Rubio ha desarrollado su actividad política en Granada, como concejala del Ayuntamiento, delegada de la Junta de Andalucía y diputada del Congreso. Se da la circunstancia de que el actual portavoz de Sanidad del PSOE en la Cámara Baja es José Martínez Olmos, granadino de pura cepa, nacido en Guadix, amante de su tierra y de sus vecinos. Con estas dos personalidades ocupando puestos muy visibles en el nuevo PSOE no solo se refuerza el tradicional protagonismo andaluz en la vertebración del discurso sanitario socialista, sino que, además, se sitúa a Granada en el epicentro político de la futura acción en el sector.