Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:55
Sábado, 09 de enero de 2016, a las 12:23
El angustioso suceso de la muerte de un niño en Girona llamado Caleb, trae consigo un elemento más para tener en cuenta: la homeopatía como recurso ante un cuadro exacerbado de asma. Al parecer, el matrimonio formado por los estadounidenses Bruce y Schrell Hopkins, que veló el cadáver del infante como si tan solo durmiera durante un periodo de al menos dos meses (según las últimas pesquisas), rechaza la Medicina occidental y es devota de los productos homeopáticos, hallados en abundancia en el lugar de los hechos.

La prensa generalista impresa recoge este sábado las novedades del caso, y tal vez ésa, la del ejercicio de la homeopatía, junto con el modus vivendi “profundamente religioso” de la familia (al parecer vinculada al movimiento pentecostal –según precisa ABC–), dan algunas pistas de lo sucedido.

De los escritos periodísticos que lo cuentan, destaca el de María Valerio, especializada en información sobre salud en el diario El Mundo, por cuanto contacta con profesionales del sector, en concreto con Vicente Baos, coordinador del Grupo de Utilización de Fármacos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) y el psiquiatra del Hospital Fundación Alcorcón Kazuhiro Tajima.

Mientras el primero carga contra el “pensamiento mágico y acientífico” propio “de las terapias naturales” y advierte de que su empleo puede retrasar el socorro de la verdadera Medicina, el segundo descarta un cuadro psicopatológico de la familia como origen de la tragedia, que atribuye a “una creencia religiosa extravagante”.

Lo más probable, si se recapitula lo poco que se sabe, apunta a que los padres (más dos hermanos del fallecido, también niños) se negaron de forma inconsciente a aceptar lo inevitable. Pero el fiscal del caso, Enrique Barata, ha dado a entender que todavía es pronto para aclarar lo sucedido, a pesar de que nada indique que los padres pudiesen haber evitado la muerte del pequeño, como puntualiza el diario El País.