Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Martes, 20 de mayo de 2014, a las 11:40
Dentro de su habitual línea de periodismo de investigación y titulares controvertidos, El Mundo ha arrancado la semana hincándole el diente a la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Si ayer llevaba a portada una foto estremecedora de cadáveres envueltos en sudarios y apilados, bajo el titular Una fosa común en los sótanos de la Complutense, hoy ofrece nuevos detalles del truculento asunto.

Anatomía de la Complutense alquila los cadáveres a 750 euros el fin de semana, titula en media columna de salida. En la información, firmada por P. Herraiz y Q. Alsedo, se explica que “la Universidad Complutense de Madrid alquila para cursos de fin de semana a empresas privadas los cadáveres donados para la investigación que hacina el Departamento de Anatomía y Embriología Humana II, cuerpos en estado tan insalubre que la propia universidad abrió ayer una investigación tras la publicación de estos hechos por este diario”. Además se añade que “el alquiler de un cadáver cuesta entre 500 y 700 euros y un curso para 15 alumnos, con entre cuatro y seis cadáveres a su disposición, vale unos 3.000 euros”.

En el recuerdo de este caso, el arranque de la información de ayer, en portada, que encantará a unos y escandalizará a otros: “Atención: este texto, al igual que las imágenes, puede herir seriamente su sensibilidad. Como lo pueden hacer esos cuerpos y miembros apilados, despedazados, desastrados, mantenidos a temperatura ambiente, en un escenario de película de terror, como el de la serie The walking dead. Cadáveres donados a la ciencia y ahora en condiciones insalubres y peligrosas”. Otra vez, para bien y para mal, El Mundo en estado puro.