10 dic 2018 | Actualizado: 10:30
Sáb 29 marzo de 2014. 18.25H
El Diagnóstico
Meditar no es decidir, pero es sin duda la antesala de una decisión. La ministra Ana Mato sigue meditando si dejar la política, tal y como ha informado con notable repercusión Redacción Médica, porque en realidad le preocupa su futuro político, sobre el que no dispone de muchas certezas. Más bien, todo lo contrario, puesto que el presidente Mariano Rajoy está mostrando un hermetismo que desespera a propios y a extraños. En el caso de Mato, casi ningún horizonte aparece sugerente, tal y como ahora mismo está dibujado: ni el europeo, ni el del partido ni tampoco el del propio Ministerio. Bien podría estar disfrutando del presente pero la Sanidad no parece haberla colmado en absoluto. De hecho, la ministra siempre ha aparentado sentirse más próxima e implicada con sus otras responsabilidades: los Servicios Sociales y la Igualdad. Antes de decidir, siempre es bueno meditar, a no ser que terminen decidiendo por uno.