Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Un nuevo dispositivo de trombectomía percutánea aspira trombos en venas y arterias

Es versátil y elimina los riesgos de técnicas anteriores como la fibrinólisis ‘in situ’

Jueves, 11 de junio de 2015, a las 10:58
Redacción. Madrid
Córdoba ha acogido recientemente el XIV Congreso de la Sociedad Española de Radiología Vascular e Intervencionista (Servei), una cita científica que reúne bianualmente a los especialistas en este ámbito de nuestro país. “Han participado aproximadamente 240 personas y, aunque el programa era muy denso, las sesiones de trabajo han sido muy activas y dinámicas”, destaca Luis Zurera, especialista del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, quien ha ejercido como anfitrión del encuentro.

Luis Zurera.

“En el congreso se ha hecho un repaso muy exhaustivo de los temas más actuales y controvertidos de la disciplina: Oncología Intervencionista, sobre todo en metástasis y en el hepatocarcinoma; materiales e indicaciones de las embolizaciones; patología arterial y venosa periférica, tanto de miembros interiores como de la aorta; manejo del dolor óseo con técnicas intervencionistas; novedades en Nefrología, etc.”, pormenoriza Zurera. Para ello, han contado con la participación de “especialistas punteros a nivel mundial en determinadas patologías”.

Nuevo dispositivo para trombectomía percutánea

Dentro de los simposios paralelos desarrollados en el marco de la reunión, se ha presentado el dispositivo de trombectomía percutánea AngioJet, desarrollado por Boston Scientific, para el tratamiento de trombosis arteriales y periféricas. “Sirve para limpiar los coágulos que obstruyen venas y arterias, que hacen que no llegue la sangre a los órganos, causando complicaciones muy graves e, incluso, mortales”, explica el especialista del Reina Sofía.

“Esta tecnología permite aspirar los trombos y mejora las opciones que había hasta ahora, como  la fibrinolisis ‘in situ’ –que consiste en llevar un catéter al trombo y liberar un fármaco que lo disuelve–, aunque esta última técnica tenía muchos y graves efectos secundarios, como hemorragias cerebrales y gástricas”, detalla Zurera. “Es un sistema que se puede utilizar en múltiples arterias y venas, lo que lo diferencia de otros dispositivos que hay de trombectomía mecánica por aspiración que solo sirven para venas o para arterias”, añade el radiólogo del hospital cordobés.

“Por ejemplo, el AngioJet sirve para limpiar las fístulas de los pacientes de diálisis (manteniéndolas permeables) y, a la vez, sirve para limpiar los trombos de las arterias de las piernas en las isquemias evitando amputaciones), o para aspirar los trombos que se producen en las vasos de un órgano trasplantado como el hígado o el páncreas”, puntualiza.