Un año de Sefaco, la medida que casi hunde a FEFE

La iniciativa solo ha encontrado el rechazo de la farmacia española y hundido el prestigio de la patronal

jue 22 octubre 2015. 09.43H
Redacción. Madrid
Este 21 de octubre en el que ha comenzado el XIII Congreso de la Federación Empresarial de Farmaceúticos Españoles (FEFE) se ha cumplido el primer aniversario de una de las ideas más impopulares de los últimos tiempos en el sector farmacéutico, el Sistema Eficiente de Facturación y Cobro (Sefaco), una propuesta de Fernando Redondo, presidente de la patronal, que solo ha encontrado el rechazo de la botica española y hundido el prestigio de la organización .Un fracaso absoluto refrendado por la absoluta inexistencia de la iniciativa en el programa del citado encuentro.

Fernando Redondo, presidente de FEFE.

Sefaco se presentó como una presunta solución para los problemas de liquidez e impagos que acosaban a las boticas en algunas regiones, pero que tiene trampa: su objetivo real es que la banca se encargue de la gestión del abono de la factura farmacéutica a las farmacias, retirando esta capacidad a los colegios oficiales de farmacéuticos, que perderían así esta competencia.

Redondo lanzó la idea durante la misma semana que se celebraba en Córdoba el XIX Congreso Nacional Farmacéutico, el último bajo la presidencia de Carmen Peña, pensando que FEFE podría aprovechar el impacto mediático del encuentro en favor de Sefaco. Pero lo que no se esperaba este farmacéutico con establecimiento en Segovia era que su iniciativa iba a ser continuo objeto de crítica y ataque durante la reunión.

Primeros espadas del sector como Cecilio Venegas, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz, no dudaron en responder ante lo que consideraron un ataque a las entidades colegiales. "Que FEFE se ocupe de mejorar el convenio colectivo de farmacias que sí entra en sus competencias. Los colegios sabemos lo que tenemos que hacer con las nuestras".

De hecho, Redondo pidió en su momento, en una carta abierta, a la propia Carmen Peña poder comparecer en un pleno del Consejo General, para explicar la propuesta. Esta comparecencia, a día de hoy, todavía no se ha permitido.

A espaldas de los miembros de la patronal

El escándalo provocado por Sefaco no solo ha dejado arrinconada a FEFE dentro del sector de la oficina de farmacia, sino también a su propio presidente la propia federación. Como ya ha contado este periódico, la cúpula de la patronal envió el borrador de Sefaco solo un día antes de su presentación al público, lo cual imposibilitó el análisis de los colectivos regionales y que pudieran proponer ideas alternativas.

En cualquier caso, la perplejidad ante la propuesta fue la nota predominante, dado que hasta entonces la federación no  había avisado del contenido de Sefaco, solo de que se estaba llevando a cabo un estudio sobre el modelo retributivo de la oficina de farmacia española.

Ansia de protagonismo

Desde la tormenta de Sefaco, se ha desatado un torrente de críticas a FEFE que no se había visto hasta ahora, y la mayoría de ellas cargan contra el afán de protagonismo de la patronal desde que Redondo es su presidente. Y es que su mandato ha estado marcado por informes y declaraciones polémicas que poco o nada han tenido que ver con las competencias que se le suponen a FEFE: acordar el convenio colectivo.

Y ni siquiera en esto ha tenido buena mano la federación. La mala gestión de Redondo y los representantes de FEFE durante las negociaciones con los sindicatos condujo al convenio a un punto muerto del que solo lo pudo sacar un árbitro designado por el Sistema Interprovincial de Mediación y Arbitraje (SIMA).

ENLACES RELACIONADOS


REVISTA MÉDICA / Fernando Redondo contra el prestigio de FEFE