16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Todos los médicos de la EPOC, de acuerdo para manejar exacerbaciones

El objetivo principal es evitar la variabilidad en la atención que reciben los pacientes

Miércoles, 16 de septiembre de 2015, a las 15:32
Sandra Melgarejo / Imagen: Cristina Cebrián. Madrid
El coste directo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en nuestro país supera los 1.000 millones de euros anuales, y entre el 60 y el 70 por ciento de esa cantidad está relacionado con las exacerbaciones. La Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud (SNS), publicada en 2009, incluía entre sus líneas prioritarias la atención a las agudizaciones; seis años después, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad ha acogido una jornada técnica sobre el Proceso Asistencial Integrado del Paciente con EPOC Exacerbado (Pacex-EPOC).

De izquierda a derecha, Francisco Vargas y Julio Ancochea, coordinadores del Comité Científico e Institucional de la Estrategia en EPOC del SNS; Paloma Casado, subdirectora general de Calidad y Cohesión; Javier Castrodeza, director general de Salud Pública, Calidad y Cohesión; e Inmaculada Alfageme, presidenta de Separ.


“La gestión por procesos asistenciales integrados (PAI) es esencial, ya que recoge lo que hay que hacer y cómo debe hacerse. Esta patología abarca todos los ámbitos de la atención sanitaria y cada exacerbación merma la calidad de vida del paciente”, ha manifestado Paloma Casado, subdirectora general de Calidad y Cohesión del ministerio durante la presentación del documento.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) fue la impulsora de la iniciativa, en la que también han participado las tres sociedades de Atención Primaria (Semergen, SEMG y Semfyc), los médicos de Urgencias y Emergencias (Semes), internistas (SEMI), intensivistas (Semicyuc), la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio (Sehad) y la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (Faecap). Inmaculada Alfageme, presidenta de Separ, ha destacado que el Pacex-EPOC ha sido elaborado con el “mayor rigor científico” y teniendo en cuenta el “mejor uso de los recursos”.

La variabilidad de la atención que reciben los pacientes en las diferentes comunidades autónomas ha sido el principal desafío que ha motivado este PAI. Según el estudio Audipoc, realizado en 5.178 pacientes de 129 hospitales españoles, la mortalidad intrahospitalaria fue del 5 por ciento, con un rango que oscila entre el 0 y el 35 por ciento; los reingresos (37 por ciento) tienen variaciones de entre el 0 y el 62 por ciento; y la mortalidad a 90 días (6,5 por ciento), de entre el 0 y el 35 por ciento.

“El SNS necesita cada vez más la presencia de las sociedades científicas para aportar soluciones. Los profesionales sanitarios tienen que ser los embajadores de estas estrategias en sus puntos de trabajo”, ha comentado Javier Castrodeza, director general de Salud Pública, Calidad y Cohesión del Ministerio de Sanidad.

Medir para mejorar

Este consenso sobre EPOC no se limita únicamente a definir las actuaciones necesarias para ofrecer a los enfermos una atención integral y continuada, sino que también establece indicadores para medir la calidad asistencial. En este sentido, Julio Ancochea, coordinador del Comité Científico e Institucional de la Estrategia en EPOC del SNS, ha recordado que “solo se puede mejorar cuando se puede medir” y que las evaluaciones permitirán comparar la asistencia que se ofrece con la que se considera óptima, establecer referentes y valorar los progresos en el nivel de calidad que se ofrece a los pacientes.