14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Solo el nueve por ciento de los anticoagulados accede a los nuevos anticoagulantes orales

Feasan denuncia el “incumplimiento generalizado” de las recomendaciones de la Aemps

Miércoles, 15 de enero de 2014, a las 17:00
Sandra Melgarejo. Madrid
La Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (Feasan) ha publicado un documento que refleja su posicionamiento en relación a la restricción en el acceso a los nuevos anticoagulantes orales. Y es que, según Luciano Arochena, presidente de Feasan, aunque más del 30 por ciento de estos pacientes son candidatos potenciales a recibir estos tratamientos, solo el 9 por ciento accede a los nuevos anticoagulantes.  “Es incoherente e innecesario que algunas comunidades impongan sus propios criterios, más restrictivos, cuando la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha publicado unos criterios comunes aprobados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud”, ha denunciado Arochena.

José María Lobos (Semfyc), Carmen Aleix (FEI), Luciano Arochena (Feasan) y Vicente Bertomeu (SEC).

En la misma línea, el posicionamiento hace referencia a la necesidad de garantizar la equidad territorial en la prescripción de los nuevos anticoagulantes orales. Según el presidente de Feasan, “ocho comunidades autónomas (Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja y Murcia) excluyen de la prescripción al médico de Atención Primaria. Vicente Bertomeu, ex presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), ha señalado que “no es de recibo que algunas comunidades tomen medidas adicionales porque la normativa de la Aemps ya es más restrictiva que las guías de práctica clínica”.

Por otro lado, José Mª Lobos, coordinador del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), ha detallado que el documento propone tres perfiles de pacientes prioritarios: los que presentan un peor control de su INR a pesar de su buen cumplimiento con anticoagulantes clásicos; los que han sufrido un ictus cardioembólico a pesar de estar anticoagulados y que, en consecuencia, presentan mayor riesgo de sufrir otro; y quienes presentan un alto riesgo de hemorragia intracraneal. “La imposición de condiciones de visado de inspección especialmente duras y restrictivas y la condición de que haya que estar seis meses fuera de rango para poder acceder a estos tratamientos innovadores son inaceptables”, ha recalcado Luciano Arochena.

Información y educación sanitaria para pacientes

Por último, Feasan solicita a las autoridades sanitarias el diseño e implementación de planes específicos de información y educación sanitaria para pacientes anticoagulados, con el objetivo de potenciar el papel activo y corresponsable de estos pacientes como gestores de su propia salud. “Es fundamental formar a los pacientes para que utilicen los anticoagulantes de la forma más apropiada”, ha afirmado Vicente Bertomeu.

En el documento Posicionamiento sectorial en relación al acceso a los nuevos anticoagulantes orales y a su equidad territorial también han participado la Federación Española de Ictus (FEI) y las sociedades científicas de Cardiología (SEC), de Medicina General (SEMG), de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), de Médicos de Atención Primaria (Semergen), de Medicina Interna (SEMI), de Trombosis y Hemostasia (SETH), y de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes).