17 nov 2018 | Actualizado: 16:10

“Ser tutor en Primaria en Madrid supone un 10% de los incentivos individuales”

A dos años de su creación, han comenzado ya todas las líneas del Plan de Mejora de Centros de Salud Docentes

Miércoles, 06 de noviembre de 2013, a las 17:01

Hiedra García Sampedro. Madrid
Hace dos años que se creó el Plan de Mejora de los Centros de Salud Docentes de la Comunidad de Madrid y prácticamente todas las líneas tienen un desarrollo completo, según se ha puesto de manifiesto en las II Jornadas de Tutores de Unidades Docentes de  Atención Familiar y Comunitaria de Madrid celebradas en la Universidad Rey Juan Carlos de Alcorcón. Ana Miquel, gerente adjunta de Planificación y Calidad de la Gerencia de Atención Primaria ha contado en esta entrevista que la única acción que queda por implantar es el “establecimiento de mecanismos de coordinación formal entre formación de grado y formación especializada, aunque sí se realice informalmente”, asegura.

Ana Miquel, gerente adjunta de Planificación y Calidad de la Gerencia de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid.

¿Qué valoración hace de los dos años del Plan?, ¿Qué proyectos se han puesto en marcha?

El plan de mejora incluye seis líneas de actuación, con 26 soluciones, que requieren 41 acciones. Se han iniciado todas ellas y la mayoría tienen un desarrollo completo. La implantación se ha evaluado de forma periódica, por lo que podemos hacer un resumen de los principales resultados obtenidos hasta el momento.

Por un lado, se ha facilitado a los tutores la posibilidad de tener cuatro días libres anuales para labores de tutorización si tienen un residente, y ocho, si tienen dos o más. También se ha aminorado en un 10 por ciento sus umbrales relacionados con la libre elección y se ha facilitado el acceso a los turnos deslizantes a 104 tutores. Además, ser centro de salud docente ha sido un criterio de priorización para el despliegue de la receta electrónica y se han flexibilizado las agendas de los tutores.

Por otra parte, en la segunda línea dedicada a potenciar el prestigio y reconocimiento de tutores, se han llevado a cabo acciones como las Jornadas de Tutores de las Unidades Docentes Multiprofesionales de Atención Familiar y Comunitaria durante los años 2012 y 2013. Además, en las nuevas tarjetas de identificación se incluye la leyenda ‘tutor de residentes’.

En cuanto a potenciar la investigación entre el colectivo docente, se está facilitando el acceso al cuadro de mandos de Atención Primaria de Madrid (e-soap) y priorizando la implantación de ecografías en los centros de salud docentes. En la actualidad, el 75 por ciento de los centros de salud con ecógrafo de la Comunidad de Madrid son docentes.

La cuarta línea ‘potenciar las acciones formativas dirigidas a los tutores’, supone elaborar acciones formativas específicas dirigidas a ellos y establecer como prioridad el hecho de ser tutor para inscribirse en una actividad de formación continuada. Además, incluye la posibilidad de realizar rotaciones o cursos durante el último periodo de residencia del especialista en formación. En el caso de las rotaciones, se está facilitando la acreditación de las mismas.

En quinto lugar, la línea de acción dirigida a ‘mejorar la dotación de recursos en los centros docentes’ une información sobre los recursos necesarios en la planificación de nuevos centros de salud, con la potenciación de la cercanía entre Unidades Docentes Multiprofesionales de Atención Familiar y Comunitaria, residentes y tutores. Cada Unidad Docente dispone, a tiempo completo, de jefe de Estudios, técnico de Salud y auxiliar administrativo.

Finalmente, la sexta línea trata de ‘desarrollar y mejorar la situación de los residentes’ mediante un Plan de Formación Común Transversal organizado, de forma conjunta, por las siete Unidades Docentes de Madrid. Dicho Plan se inició en 2012 y, en sus primeros 15 meses ha desarrollado 188 actividades, que suponen 1.967 horas docentes. Se han realizado dos jornadas (2012 y 2013) de investigación y despedida de residentes, con la presentación de sus proyectos. En estos dos últimos años, los residentes han elaborado y presentado un total de 150 proyectos de investigación. Todos los proyectos son apoyados por los técnicos de salud y evaluados en Comisiones de Investigación.

¿Entonces, se está incentivando la labor de los tutores?

En la evaluación de los objetivos individuales anuales, hasta un 10 por ciento de la puntuación está relacionada con las tareas de tutorización. Como elementos motivadores, podemos incluir la posibilidad de hacer rotaciones u otras actividades formativas, en el caso de los tutores de residentes en su último año, las agendas flexibles, la  priorización para dotar de ecógrafos a los centros o de receta electrónica, la priorización para diversas actividades de formación continuada,…. En definitiva, el desarrollo del Plan de Mejora es un reconocimiento de la organización a la excelente labor que desarrollan los tutores de Atención Familiar y Comunitaria de Madrid.

¿Y qué queda por hacer?

La mayoría de las acciones están desarrollándose y consolidadas, pero existen algunas pendientes, en las que se han marcado las acciones iniciales para su puesta en marcha; entre ellas, la colocación de los diplomas identificativos en los centros de salud docentes y el establecimiento de mecanismos de coordinación formal entre formación de grado y formación especializada, aunque éste último, sí se realice informalmente.

Ana Miquel.

¿Cómo se está llevando a cabo la integración de los enfermeros y médicos en las unidades docentes multiprofesionales?

Los especialistas en formación de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria conviven en los centros de salud y en sus unidades docentes multiprofesionales, enriqueciéndose mutuamente. Cada Unidad Docente, además de la Comisión de Docencia, tiene una Subcomisión de Enfermería, de la que es presidenta una enfermera. La elaboración de los itinerarios formativos de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria, que se ha tenido que construir desde cero, ha contado con la participación de enfermeras, jefes de Estudios y presidentas de las subcomisiones de Enfermería. La mitad de las actividades del Plan de Formación Común Transversal son comunes a médicos y enfermeras, y actividades como las jornadas de investigación de residentes o las de tutores se organizan de forma conjunta.

¿Cómo se evalúa la calidad de los Centros de Salud Docentes? ¿Ya está terminado del todo el proceso de acreditación?

En estos momentos estamos pendientes de la respuesta del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tras el estudio, por parte de las Comisiones Nacionales de Medicina Familiar y Comunitaria y de Enfermería Familiar y Comunitaria y por parte la Unidad de Acreditación del Subdirección General de Ordenación Profesional, de la prolija documentación presentada para la acreditación definitiva de las siete Unidades Docentes Multiprofesionales de Atención Familiar y Comunitaria. Han sido un total de 888 documentos diferentes los generados por parte de las Unidades Docentes, los 163 centros que han solicitado la acreditación/reacreditación y los más de 30 dispositivos docentes asociados (hospitales, SUMMA 112, Agencia Antidroga, Salud Madrid, Subdirección de Promoción y Prevención, Instituto Nacional de la seguridad Social,…). Este proceso de acreditación, sumado a los 3 previos habidos desde 2008 (con su proceso de mejora subsiguiente), han supuesto un elemento clave en la evaluación y mejora continua de la calidad de los centros docentes en los últimos 5 años.    

Por último, ¿qué valoración hace de las últimas Jornadas de Tutores de Familia de Madrid?

La valoración es muy positiva. Asistieron más de 150 profesionales en un entorno idóneo tanto para el desarrollo de reuniones plenarias, como de seminarios específicos. Los plenarios de la Jornada se centraron en dos temas: la mejora en el proceso de evaluación de los especialistas en formación y la evaluación de las competencias del tutor.

En el primer caso, se hizo una revisión de los procedimientos ligados al proceso de evaluación de residentes en las siete Unidades Docentes Multiprofesionales y se presentaron los resultados de una encuesta en la que 528 profesionales (200 residentes y 328 tutores) plasmaron su opinión sobre el proceso de evaluación. Posteriormente, se propusieron distintas alternativas para aumentar su pertinencia y viabilidad.

En cuanto a la evaluación de las competencias del tutor, se hizo un resumen de los procesos de acreditación y reacreditación de los tutores de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria y, a partir de la experiencia de dos tutores, se debatieron posibles estrategias de mejora.