Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Sanidad rechaza contratar servicios de emergencia por procedimiento sin concurrencia

Asegura que las exigencias de calidad son superiores a los contratos con DYA y Cruz Roja

Lunes, 03 de diciembre de 2012, a las 13:59

Redacción. Bilbao
El Departamento de Sanidad y Consumo del País Vasco ha afirmado que era "contrario a derecho" contratar los servicios de emergencia por un procedimiento sin concurrencia, como ocurría con DYA y Cruz Roja, y ha indicado que la calidad del servicio adjudicado no sólo está garantizada, sino que, incluso, las exigencias de calidad "son superiores a los actuales contratos" con las citadas dos asociaciones.

Rafael Bengoa, consejero de Sanidad.

Según ha explicado, desde 1999 se han contratado estos servicios a través de un procedimiento negociado sin concurrencia, con DYA y Cruz Roja, que "es contrario a derecho". Sanidad ha indicado que el último contrato realizado con estas entidades en 2007, por el anterior Gobierno vasco, cuenta con un informe jurídico del propio Departamento de Sanidad y un informe desfavorable de la Oficina de Control Económico del Gobierno.

Ambos informes indican "claramente" que estos servicios deben abrirse a un concurso público con libre concurrencia y que solo cabe favorecer la oferta de entidades de iniciativa social, como DYA o Cruz Roja, cuando "igualen la oferta técnica y económica más ventajosa en un concurso público". Por tanto, cree que son los Gobiernos vascos anteriores los que deben dar explicaciones de "por qué han mantenido este tipo de contratos sin concurrencia en contra del ordenamiento legal".

Sanidad ha precisado que existe jurisprudencia de tribunales europeos que han sentenciado en contra de Estados como Alemania por mantener este tipo de servicios de transporte sanitario urgente con asociaciones sociales "sin abrir estos servicios a la competencia pública".

Asimismo, ha indicado que todo el procedimiento del concurso se ha realizado con la participación de los técnicos de Emergencias y de contratación de Osakidetza y del Gobierno vasco en sus sucesivas fases como preparación de pliegos y criterios de valoración, respuesta a consultas, evaluación de ofertas, cumpliendo con todos los requisitos exigidos en las normas de contratación.

Calidad del servicio

Asimismo, ha apuntado que la calidad del servicio adjudicado está plenamente garantizada "por los requisitos mínimos" incluidos en el concurso. De hecho, ha indicado que las exigencias de calidad son superiores a los actuales contratos de servicios con DYA y Cruz Roja, en cuanto a nivel de equipamiento de las ambulancias o la edad de los vehículos y su periodo de reposición.

A su juicio, la valoración calidad-precio del concurso está "plenamente justificada" y es incluso superior a la proporción que se da a la oferta técnica en otros concursos de servicios sanitarios. Además, la oferta económica incluye una cláusula de penalización ante posibles bajadas temerarias.

Además, ha añadido que sorprende a todos que, a pesar de que estas asociaciones cuentan con patrocinios externos y otras formas de voluntariado, sin embargo, "sus ofertas económicas para prestar estos servicios hayan sido superiores a los de empresas que no cuentan con dichos apoyos".

En opinión de Sanidad, no debe mezclarse la labor, "encomiable y necesaria", que realizan estas asociaciones en "aspectos de preparación de emergencias civiles y de ayuda social, con los servicios de transporte sanitario urgente que son objeto de contrato". Además, ha puntualizado que los primeros aspectos "tienen y mantendrán el apoyo del Gobierno Vasco y otras instituciones a través de sus programas correspondientes".

Por último manifiesta que los contratos que se han adjudicado "no supondrán ninguna pérdida de empleo", ya que "los ratios de personal por base de ambulancia se mantienen". También precisa que "dentro de los pliegos se incluye una cláusula de subrogación de contratos para permitir la continuidad de los actuales".