15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Sanidad inicia una campaña para concienciar de la “exposición cero” a alcohol y tabaco durante el embarazo

Subraya la necesidad de iniciar una intervención eficaz e incrementar la información sobre las consecuencias del alcohol, especialmente en el embarazo y en la etapa de lactancia

Martes, 02 de julio de 2013, a las 14:07

Redacción. Murcia
La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ha presentado la campaña de ‘Prevención y Atención del Consumo de Alcohol y otras Drogas desde Atención Primaria’ enmarcada en el ‘Programa Argos Murcia’, y cuyo objetivo es concienciar a la sociedad en general, y en especial a las embarazadas, para alcanzar la exposición cero a bebidas alcohólicas y tabaco así como a otras sustancias adictivas.

La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, junto al director general de Atención al Ciudadano y Drogodependencias, Juan Manuel Ruiz; y la directora general de Asistencia Sanitaria del Servicio Murciano de Salud, Magina Blazquez, durante la presentación la campaña de 'Prevención y Atención del Consumo de Alcohol y otras Drogas desde Atención Primaria' enmarcada en el 'Programa Argos'.

Según datos desprendidos del ‘Programa Argos’ una de cada cuatro mujeres embarazadas a las que se les ha realizado una encuesta en el primer trimestre afirma que probablemente tomará algo de alcohol durante el periodo de gestación. Además, el 22,4 por ciento dice que podría fumar, y el 6 por ciento que consumirá cannabis.

La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, afirmó que “estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de iniciar una intervención eficaz e incrementar la información sobre las consecuencias del alcohol, especialmente en el embarazo y en la etapa de lactancia”.

Para el desarrollo de esta campaña, y con la finalidad de recordar que no hay dosis segura de consumo de alcohol o tabaco en el embarazo, se ha editado material informativo, cartelería y folletos. Asimismo, se cuenta con una guía de intervención rápida destinada a los profesionales de los Equipos de Atención Primaria del Servicio Murciano de Salud (SMS) para implicarles en este proyecto y que intensifiquen sus actuaciones con sus pacientes.

En la ejecución de la campaña, indicó Palacios, es “fundamental” la presencia de los profesionales de Atención Primaria porque “ellos suelen ser los primeros en detectar el consumo de alcohol y drogas latente en otros problemas por los que se suele acudir a la consulta del médico”.

La consejera aseguró que “a pesar de la mejora que han experimentado estos datos es preciso seguir avanzando en esta línea ya que las mujeres gestantes suelen recibir el consejo del personal sanitario que cuida de la salud de la mujer y del feto de forma muy favorable”. Palacios añadió que la puesta en marcha de esta iniciativa también está respaldada por datos derivados de la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica del Hospital Clínico Virgen de la Arrixaca del Área de Salud I-Murcia Oeste.

Este estudio refleja que el 70 por ciento de las mujeres embarazadas toma algo de alcohol durante el primer trimestre de gestación y que el 15 por ciento beben una o dos cervezas al día y el 10 por ciento más de dos cervezas. Además, el 90 por ciento de ellas desconocen los efectos reales del alcohol sobre el sistema nervioso del recién nacido.

Consecuencias

En la Comunidad Autónoma, el número de recién nacidos al año es de unos 16.000 y se estima que el síndrome alcohólico fetal tiene una incidencia de dos a cuatro casos por cada 1.000 nacimientos, lo que implica que entre 32 y 64 niños sufren de forma severa esta enfermedad.

Además, entre un uno y un dos por ciento de recién nacidos presentan signos del ‘Espectro Alcohólico Fetal’, lo que significa que entre 150 y 300 niños padecerán efecto clínico relacionado con la exposición al etanol durante el embarazo. El consumo de alcohol, señaló la titular de Sanidad y Política Social, puede generar “serios” problemas en el sistema nervioso central, como déficit de atención e hiperactividad, por ejemplo. Por ello, en los últimos años se ha elevado de un tres a un 12 por ciento la incidencia de menores con estas patologías.

Palacios manifestó que “aunque los datos son alarmantes, se puede prevenir fácilmente el consumo de alcohol en el embarazo y la lactancia con intervenciones y programas de carácter autonómico orientados a fomentar el embarazo saludable”. En este sentido, subrayó que “no existe dosis segura ya que el alcohol perjudica en cualquier momento del embarazo así como de la lactancia”.