Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 10 de octubre de 2012, a las 12:39

Ricardo Martínez Platel.
El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón busca la eficacia y equidad, así como la búsqueda de herramientas de gestión que permitan la obtención de los recursos propios para dar la satisfacción al usuario y por ello se van a auditar primero y antes de que acabe el año el Hospital de Barbastro, el Hospital de Alcañiz y el de Calatayud, y el año que viene el resto.

Tomás Tenza, gerente del Servicio Aragonés de Salud.

En la auditoria se incluyen métodos de diagnósticos y tratamientos, utilizando recursos que den mejor calidad de atención, lo que redundará en una mejor calidad de vida a los pacientes. Lo que se pretende, lejos de ser un instrumento punitivo, es recuperar sus características de instrumento educativo, correctivo, continuo y de optimización médica.

El objetivo realizar un examen de la gestión con el propósito de evaluar la eficacia de sus resultados con respecto a las metas previstas, así, evalúa sí los recursos asignados (humanos, financieros, técnicos, etc.) son los necesarios y si están siendo administrados con la eficiencia, efectividad y economía que se ha programado en la planificación.

Trabajar con los problemas identificados en las diferentes áreas, a fin de proponer actividades y recursos necesarios, recursos físicos, humanos y materiales. Entre los parámetros que se evaluarán destacan el número de pacientes ingresados por cada cama, en promedio, durante un período, porcentaje ocupacional, promedio de días de pre-operatorio,  promedio de cama disponible y días de estancia.

También se analizará el uso racional de medicamentos, la utilización de cama, exceso de días prequirúrgicos, internaciones prolongadas sin justificación. Utilización adecuada de cama hospitalaria. Se hará una evaluación de la estructura del hospital, donde se estudiarán los recursos y materiales y el modo de ordenarlos para producir los bienes o servicios que el hospital entrega a la sociedad.

La auditoria efectuará  informes, conclusiones, y recomendaciones, que serán de gran utilidad para que se realicen los reajustes sobre técnica-administración-atención médica, que tendrán como finalidad mejorar la calidad de los servicios de la atención médica. La finalidad es que el hospital disponga de un proceso de evaluación interno normalizado, que le permita revisar de forma sistemática y periódica cómo están funcionando sus procesos y resultados, y el grado en que se aproximan a los estándares marcados.