Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55

Derivaciones a la privada y ‘peonadas’ para reducir a un mes la espera en pacientes graves

La consejera porpone desarrollar un plan de humanización de la asistencia sanitaria

Jueves, 24 de septiembre de 2015, a las 18:51
Redacción. Cartagena
La consejera de Sanidad de la Región de Murcia, Encarna Guillén, tiene un objetivo clave para esta legislatura: reducir las listas de espera por debajo de la media nacional. Más concretamente, el Servicio Murciano de Salud quiere que los pacientes graves, con prioridad 1, no esperen más de un mes para ser atendidos.

Encarna Guillén.

Con este fin, Guillén ha anunciado durante su intervención en la Asamblea Regional que establecerá autoconciertos; esto es, que los servicios con más rendimiento podrán eliminar procesos que estén en lista de espera derivando o los pacientes a centros privados o haciendo que los profesionales trabajen por la tarde.

“Seleccionaremos esos servicios para que los procesos con más lista de espera sean más eficientes y se evaluarán para seguir mejorando", ha asegurado la consejera, quien prevé que este tipo de medidas entren en funcionamiento en los próximos días.

En cualquier caso, el fin último es el de reducir a cero la lista de pacientes en espera. Reto para el cual  "los enfermos de más de 365 días en espera tendrán programación preferente y serán asumidos por las distintas áreas de salud".

La vacuna de la varicela, para recién nacidos a partir de 2016

La consejera ha anunciado asimismo que en 2016 incluirán la vacuna de la varicela para recién nacidos en el calendario de la comunidad, de acuerdo a lo estipulado por el ejecutivo central en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado 29 de julio.

Del mismo modo, la responsable ha destacado que se pondrá en marcha un plan de humanización de la atención sanitaria “que ofrezca un futuro al sistema desde la cohesión y la cercanía entre pacientes y gestores”. “Un modelo cercano del que todos se sientan parte”, ha expresado.

Con esta misión, el proyecto, que supone el principal reto para la Consejería, “brindará a la sociedad la posibilidad de colaborar en todo tipo de proyectos asistenciales y otorgará fluidez a las relaciones entre los profesionales y los usuarios”, a través de actividades formativas, culturales y de promoción de la salud.

En referencia al empleo, Guillén se ha comprometido a garantizar la estabilidad de los trabajadores con contratos eventuales y a promover iniciativas que doten de estabilidad los contratos del personal investigador de la región, sin olvidar la carrera profesional, que la consejera desea retomar.