Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

¿Qué voto piden los sanitarios?

Los líderes de las profesiones sanitarias, de los estudiantes y de las sociedades científicas analizan los programas electorales de los partidos

Martes, 15 de diciembre de 2015, a las 18:48
David García / Cristina Alcalá / Jose. A Puglisi / Eduardo Ortega / Carlos Corominas. Madrid
Tras los dos grandes debates televisados (el de los cuatro partidos y el cara a cara entre Rajoy y Sánchez), los pesos pesados de nuestra sanidad se muestran descontentos con el escaso trato que los líderes de los principales partidos han dado al sector.
 
Redacción Médica ha querido sondearles para que, tras esos debates, sometan las propuestas de las diferentes formaciones a examen y se acerquen a la que consideren más atractiva.

Los médicos, cerca del PSOE por el blindaje de la sanidad

Por parte de la profesión médica, Serafín Romero, vicepresidente de la Organización Médica Colegial (OMC), considera en declaraciones a Redacción Médica que “la sanidad es uno de los principales problemas de los ciudadanos y se siente defraudado porque no haya salido en el debate”. Según Romero, en el sector ha ido creciendo una “sensación de frustración y desencanto”.
 

Serafín Romero, Francisco Mirallesy  Carlos Macaya.

Aunque no se pronuncia sobre a quién debe ir el voto en las próximas elecciones, sí ofrece algunas pistas como por ejemplo que ve con buenos ojos “blindar el modelo sanitario”. Esta propuesta va en la línea de los programas de PSOE y Podemos, aunque la formación violeta recoge que la asistencia sanitaria quede garantizada por la Constitución.
 
“No es necesario que se recoja en la Constitución, pero sí hace falta un gran pacto”, señala Romero. En este sentido, pide que se garantice un 6,5 por ciento del PIB para sanidad “para situarlo en la media de Europa” y denuncia que el Gobierno actual lo ha rebajado al 5,9 por ciento “y parece tener un compromiso de dejarlo caer al 5,3 por ciento para 2018”, algo que, a su juicio, fomentaría la creación de dos sistemas sanitarios: uno público y otro privado.

Facme duda de las competencias estatales
 
Carlos Macaya, presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España, reconoce que no vio el cara a cara entre Rajoy y Sánchez y respecto a sus propuestas en sanidad cree que “el programa sanitario iba a tener muy poco impacto a la hora de decidir el ciudadano”.
 
“El programa es más propio de las autonómicas, entre el vacío progresivo de competencias al Ministerio y la dejadez de algunos ministros de sus pocas ya competencias que tampoco las han ejercido y ha habido vacío de poder”, explica Macaya, que además añade que los programa hablan de ciertos temas que son autonómicos como la gestión clínica.
 
Respecto a la cartera de servicios, Macaya cree que la propuesta de Ciudadanos de que no sea para todos “no es descabellada aunque parezca discriminatoria”, puesto que “la caja no da de sí”.
 
“No es lo mismo prometer que luego dar”, concluye Macaya.

Enfermería, contra el PP

Desde la profesión enfermera, Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería, ha dejado claras en las últimas semanas sus ‘no preferencias’ de voto. En la última rueda de prensa de la entidad no se escondió y dijo abiertamente que él sabe a qué partido no votar, y aclaró que se trataba del PP.
 
González Jurado reconoce a Redacción Médica que no tenía la intención en un principio de ver el debate entre Rajoy y Sánchez pero lo acabó viendo, y asegura que lo que le sorprendió fueron las malas formas.
 
Respecto a las propuestas de cada partido, el presidente del CGE comparte una con los médicos: destaca que “hay cosas interesantes como el blindaje de la sanidad en la Constitución”, que comparten, explica, PSOE, Ciudadanos y Podemos. “A mí eso me gusta y creo que sería muy bueno de cara al futuro”, dice.
 

Máximo González Jurado y Jesús Aguilar.

González Jurado se muestra también próximo a los presupuestos finalistas que proponen PSOE y Ciudadanos, una cuestión, recuerda, que llevan defendiendo desde hace años en el CGE. “Ahora es el ejército de Pancho Villa, esto es un cachondeo, ya que lo que se trasfiere son cantidades sin más a las CCAA y cada una hace de su capa un sayo, y por eso las diferencias son cada vez más grandes en prestación sanitaria”, explica, y defiende así que para corregirlo, los presupuestos sean finalistas. “Y en esto el PP ni está ni se le espera”, asegura.
 
Otra de las propuestas que destaca el presidente de los enfermeros españoles es la propuesta de Ciudadanos de dotar de poder ejecutivo al Consejo Interterritorial, aunque considera “que no lo ha expresado bien [en su programa electoral]”.
 
En cuanto a Enfermería propiamente dicho, “salvo el PP, que ya sabemos que es el partido de los médicos, la derechona, los demás hablan muy bien de dotar de competencias necesarias a la profesión, son muy respetuosos con ella y estamos agradecidos”. A este respecto indica que hasta el momento, cuando el PSOE ha estado en el Gobierno, ha tratado muy bien la profesión y por eso no tiene dudas de que si les vuelve a tocar, vuelvan a hacerlo, mientras que con Podemos y Ciudadanos espera que si ganan, cumplan con lo prometido.

La botica, satisfecha por estar presente en los programas

Por su parte, Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos opina: “no creo que este debate haya sido diferente de los otros que se han celebrado durante esta campaña electoral. No es nuevo este tratamiento de la sanidad o de la farmacia”.

Con todo, sí que valora muy positivamente los programas electorales presentados por los principales partidos políticos (principalmente PP, PSOE, C’s y Podemos)… desde el punto de vista de la botica. “Por primera vez vemos a la farmacia contemplada en sus planes de futuro”, indica-. “Hemos pasado de la nada al mil por ciento en esta campaña”.

Respecto a estas propuestas, Aguilar, aunque no se quiere ‘mojar’ a favor de un partido u otro, sí que destaca la “defensa del modelo farmacéutico español” que han esgrimido algunos partidos (como el PP o el PSOE) o iniciativas que han sido más generalizadas como “dotar a la farmacia de un papel más relevante en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y en lo asistencial”.

Sin embargo, también considera que “todo es mejorable”, y ha echado más propuestas por parte de las formaciones destinadas a acercar la innovación a las boticas, uno de los caballos de batalla del Consejo General que preside.

Promesas electorales poco atractivas para CESM

Otro de los líderes sanitarios que reprochan el ‘ninguneo’ al que se ha visto el tema de la sanidad en el tan esperado cara a cara entre los dos principales candidatos a la Presidencia del Gobierno es Francisco Miralles, secretario general de CESM.

El cabeza visible del sindicato médico tacha de “impresentable” que el actual presidente del Gobierno y el líder de la oposición no dedicaran el tiempo suficiente que esta materia requiere en las más de tres horas que duró el programa. “La salud es un derecho fundamental para los ciudadanos de este país (también los sanitarios) y, sin embargo, ha sido uno de los sectores con más recortes”.

Miralles, quien como líder de CESM no quiere pedir el voto por ningún partido político (ni a favor ni en contra), solo destaca a aquellos partidos que han incluido una financiación suficiente y finalista para sanidad en sus programas electorales, como PSOE o Ciudadanos, por ejemplo. Aunque en su opinión, las ideas que las formaciones que concurren al 20D han propuesto para esta materia “no aportan nada nuevo y son poco atractivas para los profesionales sanitarios”.

La ‘prudente’ postura estudiantil

Igualmente decepcionados se muestran los estudiantes con las escasas menciones a la Sanidad durante los debates. “En el cara a cara, así como durante la participación de los cuatro candidatos, la sanidad ha sido un tema abordado periféricamente”, apunta el presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Víctor Expósito. Según explica, “todos los partidos se han centrado más en los reproches que en las soluciones, por lo que ha sido vergonzoso que solo se hablase de las listas de espera o de la ley de dependencia”.

Víctor Expósito y Ricardo Rigual.

Expósito recalca que “a pesar de que algunos cuentan con intenciones comunes, como la Sanidad pública, no indican cómo desarrollarán sus planes. La sociedad tiene el derecho a saber cuál de los modelos, que son tan diferentes entre sí, será el que más les conviene para su futuro”. Sin embargo, el líder del CEEM no ha preferido no indicar cuál de las propuestas en Sanidad es la mejor para los futuros profesionales, pero advierte que “en ningún caso, se podrá atentar contra las bases tradicionales de la sanidad española”.

Su postura es compartida por el presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina, Ricardo Rigual, quien se ha visto decepcionado ante “las meras menciones a la Sanidad durante los debates, pero sin ahondar en ninguno de los temas de interés para el sector y la población”. Al igual que los estudiantes, no ha querido escoger una sola de las propuestas políticas y considera que, para extraer lo mejor de cada una, “haría falta un estudio exhaustivo sobre todas las medidas que estarían dispuestos a asumir”.

Los pacientes piden reconocer la cronicidad

Tomás Castillo, presidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, considera “preocupante que la sanidad esté ausente del debate político” y reflexiona sobre si “el gobierno que salga de las elecciones tendrá la salud como una prioridad”.
 
En este sentido, las dos principales demandas que hace Castillo son las de “defender la sanidad universal y reconocer la cronicidad”. Por eso, ve con bueno ojos la propuesta del PP de crear un estatuto de persona crónica y cree que “debe ser aceptado por todas las fuerzas”. Asimismo, considera “interesante” la posición del PSOE sobre sanidad universal y la inclusión de la participación de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud de Ciudadanos.

Resumen

A pesar del poco peso en los debates, las diferentes organizaciones sí se aproximan sus ideas a las de aquellos grupos que más se acercan a sus propuestas. Así, a la OMC le parece atractiva la idea de blindar la sanidad que plantea el PSOE y defiende una subida del porcentaje del PIB similar a la de los socialistas; Facme se acerca al modelo de una sanidad más limitada de Ciudadanos; enfermería no oculta su animadversión con el PP; aunque el representante de Farmacia no se moja claramente, sus posturas están próximas a lo defendido por PP y PSOE; el sindicato médico sí destaca la propuesta de financiación finalista del PSOE y Ciudadanos; los estudiantes no se mojan y sólo destacan que defienden la sanidad pública y los pacientes se muestran próximos al PP por la cronicidad, al PSOE por la sanidad universal y a Ciudadanos por incluirles en los procesos de decisión.

ENLACES RELACIONADOS:

Rajoy vs. Sánchez: otro ninguneo a la sanidad (14/12/2015)
 
Sin rastro de la sanidad en el debate electoral (08/12/2015)
 
Debate electoral: los profesionales, hartos del ‘ninguneo’ a la sanidad (09/12/2015)
 
Debate electoral: 5 partidos, 5 modelos sanitarios (01/12/2015)