Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Los salubristas quieren participar en la gestión de la crisis

a Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria acaba de presentar su nuevo informe, centrado específicamente en la relación crisis-salud

Miércoles, 18 de junio de 2014, a las 17:04
Jesús Vicioso Hoyo / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid

Cortès-Franch y González López-Valcárcel.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria acaba de presentar su nuevo informe, centrado específicamente en la relación crisis-salud, y las conclusiones son claras: A más crisis, más desigualdades y más problemas en salud mental. Por ello, y frente a grandes recortes lineales, los autores reclaman que los profesionales sanitarios participen en la gestión de la crisis.

La responsable del área de Salud Laboral de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, Imma Cortès-Franch, ha incidido sobre algunas consecuencias de la debacle económica. “Han aumentado los problemas de salud mental, como la ansiedad y la depresión, además muy asociados al desempleo de las personas y de otros miembros del hogar y también con las dificultades del pago de la hipoteca”, ha destacado. Por ejemplo, ha citado datos de un estudio de pacientes de Atención Primaria con problemas de vivienda: Un hombre de 40 años en desempleo, con otro miembro de la familia en desempleo, que tenga dificultades para pagar la  hipoteca tiene el triple de riesgo de padecer problemas de salud mental que otra persona.

En cuanto a la salud reproductiva, Cortès-Franch ha subrayado el descenso de la fecundidad y un retraso de la edad de la maternidad. “Los autores de este capítulo del informe calculan en 40.000 criaturas menos en 2012 que pudieran deberse a esta situación actual”, ha expresado.

Imma Cortès-Franch explica los principales resultados del informe Sespas 2014.

Incidencia en los “niños de la crisis”

El informe también hace análisis de grupos de población específicos y su relación con la crisis y, por ejemplo, ahonda sobre la vinculación de pobreza e infancia: “Hay buena evidencia en relación a que la pobreza sufrida en la infancia, en la vida adulta causas problemas de salud e incluso en la vejez”, ha indicado Cortès-Franch.

“La pobreza infantil se manifiesta en problemas de nutrición, de escolarización y por tanto de desarrollo cognitivo, de ambiente familiar. Hay muchos estudios que demuestran que los tres primeros años de vida son determinantes para la salud de las personas y otros factores. Puede que estos niños de la crisis, en el futuro tengan problemas de salud”, ha manifestado otra autora del informe, Beatriz González López-Valcárcel, de la Universidad de Las Palmas.

Respecto a la mortalidad, Cortès-Franch ha señalado que aunque no se ha notado todavía una variación acusada respecto a los años en los que no había crisis, sí que se han apreciado divergencias en cuanto a las desigualdades sociales de los grupos de población. Las participantes en el informe Sepas, han citado datos de Andalucía, la única comunidad en la que hay una gran segmentación de datos, y han afirmado que la mortalidad ha descendido más en los hombres con estudios superiores, frente a otros nichos de población.

Por su parte, otra de las autoras del estudio, Beatriz González López-Valcárcel, ha denunciado la falta de trasparencia en cuanto a la carencia de datos, por lo que se desconocen muchas afectaciones a raíz de los recortes en sanidad o la implantación de medidas “lesivas” para los enfermos, como el copago.

ENLACES RELACIONADOS:

Informe Sespas 2014