Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Los profesionales de AP certificarán su preparación en atención social y sanitaria

El objetivo es adelantarse a los cambios y prever demandas futuras de capacitación

Jueves, 30 de julio de 2015, a las 13:20
Redacción. Barcelona
La Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic) impulsa la segunda edición del programa formativo de Certificación de Experto en Atención a Personas con Necesidades Complejas, con la colaboración de la Generalitat de Cataluña, a través de su Plan Interdepartamental de Atención e Interacción Social y Sanitaria, además de la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología, la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria, el Colegio Oficial de Trabajo Social de Cataluña, la Sociedad Catalano-balear de Cuidados Paliativos y el laboratorio Chiesi.

Imagen de la presentación.

Esta primera edición ha contado con la participación de 65 profesionales que se han formado en el certificado experto. El programa formativo, de 40 horas lectivas, 24 presenciales y 16 no presenciales, busca capacitar a los sanitarios a nivel de experiencia, es decir, mejorar la actitud, el conocimiento, las habilidades y las conductas de los profesionales para responder a las nuevas necesidades sanitarias y sociales de las personas.

Su objetivo es formar a los profesionales para que puedan adelantarse a los cambios y prever demandas futuras de capacitación, y hacerlo según las aptitudes y el potencial de cada profesional. Para ello, se ofrecen las herramientas para identificar a las personas con necesidades complejas en la comunidad, valorar las situaciones de complejidad desde la gestión asistencial compartida, ampliar la visión de los profesionales más allá del dispositivo donde hacen la atención, y actuar desde la perspectiva de la atención centrada en la persona.

De hecho, la atención a las personas con necesidades de salud y social siempre ha estado presente, especialmente, en los entornos comunitarios, pero el futuro anticipa un sobreenvejecimiento en Cataluña que implicará un aumento de los pacientes con más de una patología crónica, y más requerimientos en dependencia y discapacidad. El contexto general llevará a tener que dar una atención integral, multidimensional, centrada en la persona, y no en los servicios.

El curso cuenta con el apoyo del Plan Interdepartamental de Atención e Interacción Social y Sanitaria (PIAISS), y está
liderado por el grupo de trabajo de atención a la cronicidad de CAMFiC. El Comité Pedagógico del curso está integrado por Francisco Cegri, Esther Limón y Melinda Jiménez quienes aseguran que “se trata de una iniciativa de las sociedades científicas alineada con un Plan del gobierno catalán, por lo que administración y profesionales tenemos la voluntad de trabajar juntos para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos”.

Como comentan los responsables del Comité Pedagógico del Programa, se plantea "el reto de participar en el diseño de un nuevo modelo de atención sanitario y social integrador para todos los ciudadanos, capaz de dar respuesta a la cronicidad y la dependencia y a las necesidades de la ciudadanía. En este sentido la capacitación de los profesionales sanitarios y sociales es un elemento clave en todo el proceso de transformación".

En el cierre de la primera edición del Programa se contó con la presencia de  los presidentes de todas las sociedades implicadas y el responsable del Programa de Prevención y Atención a la Cronicidad del Departament de Salut, Albert Ledesma, además de Dolors Querol en nombre de Chiesi, como patrocinador.