16 dic 2018 | Actualizado: 12:40

Los médicos de Primaria critican que el nuevo modelo de gerencia les deje “por debajo de la Dirección de Enfermería”

Desde el Sindicato Médico advierten de que “no se va a esperar a que la Primaria se deteriore”

jue 24 noviembre 2011. 20.24H

Javier Leo / Redacción. Murcia
El Sindicato Médico de la Región de Murcia (CESM), las tres sociedades de médicos de Atención Primaria (Smumfyc; Semergen y SEMG), los pediatras de Primaria (Apermap) y las Vocalías de Atención Primaria y Médicos Rurales del Colegio de Médicos de Murcia han enviado un manifiesto conjunto en el que expresan su “malestar” y su “preocupación” por la reestructuración en las gerencias de las áreas de Salud murcianas.

Isabel Montoya, secretaria de Atención Primaria de CESM-Murcia.

Según ha explicado a Redacción Médica la secretaria de Atención Primaria de CESM-Murcia, Isabel Montoya, esta reestructuración dejará a la Atención Primaria (AP) como una subdirección “supeditada a una dirección hospitalocentrista y por debajo de la Dirección de Enfermería”. Esta situación, a juicio de Montoya, “traerá muchos problemas a la hora de coordinar servicios” y demuestra que “la Primaria está retrocediendo cada vez más”.

En concreto, desde CESM-Murcia critican que la decisión de reestructurar las gerencias “haya sido tomada sin el consenso de los profesionales”, especialmente con los de AP, que con el nuevo modelo de gerencia estará “un poco más lejos” de alcanzar el objetivo de recibir el 25 por ciento del total del presupuesto sanitario. En este sentido, Montoya ha subrayado que “no se va a esperar a que la Primaria se deteriore” con la gerencia única, aunque ha preferido no adelantar qué medidas se están estudiando para evitar este deterioro en AP.

Con la nueva estructura, denuncian las organizaciones en el manifiesto, se disminuye el peso de este nivel asistencial en la Sanidad pública regional, nivel en el que trabajan un total de 1300 facultativos en nuestra Comunidad Autónoma, y perdiendo representatividad en los órganos de dirección y gestión. En este sentido, exigen el reconocimiento de la AP “como apuesta por la sostenibilidad del sistema sanitario, de forma que su protagonismo sea prioritario sobre otros departamentos prescindibles en la situación actual de crisis”.

Del mismo modo, los médicos de Atención Primaria quieren alertar sobre el riesgo de que esta reorganización de puestos pueda influir en el funcionamiento de los centros sanitarios de Atención Primaria y en los efectos que se derivan de dicho funcionamiento.