Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Los centros de salud contarán con un programa de mejora de la farmacoterapia

La comunidad cuenta con una población de más de 155.000 habitantes mayores de 75 años

Lunes, 12 de noviembre de 2012, a las 15:56

Redacción. Zaragoza
Aragón cuenta con una población de más de 155.000 habitantes mayores de 75 años con una elevada prevalencia de enfermedades crónicas y por tanto de polimedicación. Por ello, se ha presentado el Programa de Mejora de la Seguridad de la Farmacoterapia en el Anciano Polimedicado, que se iniciará en todos los centros de salud a partir de los próximos meses.

Imagen tomada durante la presentación del programa.

Estos enfermos crónicos, que son la causa del 80 por ciento de las consultas de Atención Primaria, van a seguir aumentando en los próximos años, debido al incremento de la esperanza de vida y al envejecimiento de la población.
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno aragonés, Ricardo Oliván, ha indicado que dicho programa, que se ha presentado en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza "era necesario, tal como se recoge dentro de las medidas definidas por el Gobierno de Aragón, con la adaptación de nuestro sistema sanitario al envejecimiento de nuestra población, con respuestas especificas a la pluripatología y cronicidad".

El programa, tal y como ha afirmado el consejero, es una herramienta que permite optimizar los tratamientos que reciben estos pacientes, mejorando la seguridad, lo que repercute directamente en la calidad de vida de los pacientes y en la eficiencia del sistema. Con las actividades que aparecen en el mismo y que se iniciarán en todos los centros de salud de Aragón a partir de los próximos meses, se conseguirá dar respuesta a las necesidades y problemas relacionados con los medicamentos en una población anciana y polimedicada cada vez más habitual en nuestras consultas u oficinas de farmacia.

Ricardo Oliván también ha afirmado que para su puesta en macha es imprescindible la participación activa de todos los profesionales que trabajan al cuidado del paciente: médicos, enfermeros, farmacéuticos, trabajadores sociales, contando por supuesto con el paciente y/o su entorno que es el objetivo principal del programa. El paciente debe corresponsabilizarse de su enfermedad y tratamiento y al que se le debe proporcionar información suficiente y apoyo, ya que de otro modo no se conseguirán los resultados más adecuados.