10 dic 2018 | Actualizado: 19:10

Las unidades de cáncer infantil tendrán un mínimo de 3 pediatras y 3 enfermeros

Los profesionales deben disponer de formación en Cuidados Paliativos Pediátricos de, al menos, un Nivel Intermedio.

vie 20 marzo 2015. 14.33H
Redacción. Madrid
La unidad de cáncer infantil debe disponer al menos de tres pediatras con experiencia en Oncología y de tres profesionales de Enfermería para garantizar la atención continuada en infancia y adolescencia. Así lo indica el documento ‘Estándares y Recomendaciones de las Unidades Asistenciales del Cáncer en la Infancia y Adolescencia’ al que ha tenido acceso Redacción Médica y que se va a aprobar en el próximo Consejo Interterritorial del 26 de marzo.

Paloma Casado, subdirectora Gº de Calidad y Cohesión.

El texto, que está enmarcado en el trabajo de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud (SNS), señala que se debe garantizar que los profesionales que trabajan disponen de formación en Cuidados Paliativos Pediátricos de, al menos, un Nivel Intermedio. Asimismo, indica que se debe promover la formación de los pediatras de Atención Primaria (AP) para facilitar que el diagnóstico se realice lo antes posible.

En este sentido, el equipo multidisciplinar debe incluir los perfiles de un coordinador asistencial, pediatras con dedicación total a Oncología, cirujano, oncólogo radioterápico, médico, anatomopatológico y un médico experto en enfermedades infecciosas. Por otro lado, incluye la figura de un radiólogo, personal de Enfermería, psicólogo clínico, trabajador social, personal de fisioterapia, especialistas en rehabilitación y dietistas.

La atención del personal de Enfermería

En este sentido, el texto señala que se debe garantizar la incorporación supervisada de personal de Enfermería en la unidad, fundamentalmente en el periodo vacacional. La formación implica que en los centros hospitalarios se debe tratar con especial atención la selección de nuevas enfermeras como la contratación de personal suplente. Por ello, ha revelado que las unidades deben ser objeto de un tratamiento específico evitando la rotación de personal no formado.

La figura del profesional de casos

El profesional de casos aún no está muy extendido en el sistema sanitario, sin embargo, este texto dice que su contribución puede ser muy relevante en los próximos años. A través de él, el equipo multidisciplinar dispone de un coordinador y el paciente de una atención personalizada en todo su recorrido asistencial. Concretamente, el gestor de casos asiste al comité de Tumores cumpliendo un papel importante en la deliberación ya que es el único profesional conocedor en detalle de todo el proceso clínico y las preferencias de tratamiento específicas.

ENLACES RELACIONADOS

El riesgo de muerte en cáncer pediátrico ha disminuido un 50% (24/02/2015)

Acceda al documento completo