Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Miércoles, 23 de enero de 2013, a las 17:23

Redacción. Ávila
La portavoz socialista de Sanidad en las Cortes, Mercedes Martín, ha lamentado que por culpa de la política sanitaria de la Junta se superen los 100.000 enfermos en lista de espera, una cifra “estratosférica”, “por culpa de los recortes salvajes del consejero de Sanidad”.

Mercedes Martín.

El número de lista de espera de 2012, con un “fuerte incremento sobre 2011”, “bate el récord gravísimo” en las provincias de Ávila y Burgos, además de en el Hospital Clínico de Valladolid y el Hospital de Miranda de Ebro (Burgos).

Martín, ha tildado de “completa irresponsabilidad” la actuación del titular de Sanidad y ha criticado que sean más de 60.000 los pacientes a la espera de consultas de especialistas, 5.000 para pruebas diagnósticas y casi 37.000 para intervenciones quirúrgicas.

En todo caso, de los datos ha criticado que “se cuidan muy bien de no decir la verdad y maquillarlos”, a la vez que ha lamentado que la demora máxima se cambió el pasado “de forma unilateral” de 130 a 180 días, y del “recorte de todo tipo de recursos sin parar y sin pensar en las consecuencias”, ante lo que la “solución” fue suprimir las peonadas e incrementar los conciertos con la sanidad privada.

“A este paso hay enfermos que no se operarán nunca”, ha lamentado, señalando que los enfermos sufren “el empeoramiento de las patologías” por la paralización de intervenciones y los efectos que las personas acumulan en su salud, sobre todo en mayores, que “perjudican su vida”, además de otros efectos como el copago farmacéutico “por el hecho de ser mayores y estar enfermos, y aún más si viven en el medio rural”.

Por ello, Martín ha anunciado que el Grupo Socialista pedirá la comparecencia del consejero, que no acudió a la solicitada hace medio año.