Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40
Miércoles, 05 de diciembre de 2012, a las 19:43

primer plano
ESTUDIO SOBRE INNOVACIÓN EN EL SECTOR DE TECNOLOGÍA SANITARIA
Las exportaciones de las empresas innovadoras crecen tres veces más que su mercado nacional
El gasto medio en investigación se sitúa en el 9,5 por ciento de su facturación

Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Las empresas innovadoras de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) han visto aumentar sus ventas en el exterior un 6 por ciento, frente al 2 por ciento de crecimiento experimentado por el mercado nacional, según datos recogidos en el Estudio de Innovación en el Sector de Tecnología Sanitaria elaborado por Fenin y la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria. En este sentido, el presidente de Fenin, Daniel Carreño, ha señalado que para “exportar más, de manera sostenible y con unos retornos razones debemos innovar”. “Si la I+D siempre ha sido deseable, ahora es indispensable”. Esta idea ha sido compartida por la directora general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Elisa Robles, que ha recalzado que la I+D es necesaria “para lograr un modelo económico sostenible que pueda perdurar en el tiempo”.

Elisa Robles.

Daniel Carreño.


Otro de los datos significativos el gasto medio en I+D de las 118 empresas que se han declarado innovadoras se sitúa en el 9,5 por ciento. En este punto, Jordi Pujol, presidente de la Comisión de Innovación de Fenin, ha trazado el retrato robot de la empresa innovadora: tiene entre 30 y 40 empleados; además de innovar, es fabricante (el 76 por ciento de las empresas innovadoras fabrica sus productos); opera de forma diversificada; está situada en Madrid, Cataluña, País Vasco o Valencia, y tiene una facturación de entre 12 y 15 millones.

“El sector tiene muchas oportunidades de cara a futuro”, ha asegurado Pujol, pero para ello “es necesario apostar por la I+D”. Aun así, y pese a los datos positivos de las exportaciones de las empresas innovadoras, Pujol ha asegurado que no toda empresa que gaste en I+D tendrá mejores ventas, aunque sí ha señalado que cuanto más se gasta en innovación, mayor es el crecimiento de la empresa. Por otra parte, el estudio refleja también los problemas que más preocupan a las empresas innovadoras, y en este sentido destacan las dificultades para acceder a los recursos financieros, los altos costes de innovar y un mercado dominado por las grandes empresas.

De izquierda a derecha: el presidente de Fenin, Daniel Carreño; la directora general de CDTI, Elisa Robles; la secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel; el presidente de la Fundación Tecnología y Salud, Javier Colás, y el presidente de la Comisión de Innovación de Fenin, Jordi Pujol.


Por su parte, la secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel, ha señalado que este estudio da continuidad a la apuesta por la innovación de Fenin. Y es que la federación trabaja como un “agente dinamizador de la I+D+i, buscando potenciar las capacidades de la industria”. En este sentido, Alfonsel ha desgranado las acciones que desde Fenin se están trazando para mejorar en esta vía: apostar por la formación; mejorar la financiación, promoviendo la participación de las empresas en proyectos europeos o captando capital riesgo; continuar con el trabajo con las administraciones públicas para lograr un plan específico de apoyo a la innovación para el sector y avanzar por la vía de la cooperación.

A la izquierda, Julio Mayol, director de la Unidad de Innovación del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, junto a David Sánchez, director general adjunto y vicepresidente de Sedecal. A la derecha, Joaquín Casariego, ex director general de Caiber.


Desde la izquierda: José Enrique Fernández, de Siemens; Ángel Lanuza, coordinador de la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria; Federico Baeza, vicepresidente de la Fundación Cotec, y Rogelio Pardo, gerente de Madrid Biocluster.


A la izquierda, Francisco Crespo, director de Marketing de VitalAire. En la fotografía de la derecha, Isabel Dávila, directora de Comunicación de Fenin, y Pablo Crespo, responsable del departamento legal de Fenin.