19 nov 2018 | Actualizado: 08:25

Las CCAA no están en condiciones de aplicar la directiva de asistencia transfronteriza

Pepa Burriel, profesora de Derecho del Trabajo de la UAB, reconoce que las desigualdades y facturación son sus principales errores

Sábado, 25 de mayo de 2013, a las 11:53

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde y Pablo Eguizábal. Sigüenza (Guadalajara)
A pesar de que la directiva europea 2011/24 que regula la asistencia sanitaria transfronteriza “homogeneiza los derechos de los pacientes y asienta su libertad de elección y movilidad, no garantiza una facturación correcta y genera desigualdades”, según han destacado Eduardo Laguna, director general de Asistencia Sanitaria de Extremadura y Pepa Burriel, profesora de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Barcelona durante la conferencia ‘Derechos de los pacientes en asistencia sanitaria transfronteriza’.

Eduardo Laguna.

Pepa Burriel.

Además los resultados de la encuesta realizada durante esta conferencia ofrecen un dato revelador: el 94 por ciento de los asistentes considera que las comunidades autónomas no están en condiciones de aplicar la directiva europea. Asimismo, un 65 por ciento considera que aunque la directiva trata de excluir el turismo sanitario podría dar lugar al fenómeno conocido como ‘Erasmus de la sanidad’. En cuanto a la posibilidad de que esta norma ponga el riesgo la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) un 57 por ciento considera que no lo hace.

Laguna ha apuntado que la directiva ha triunfado en dos aspectos: “asentar la libertad de elección y movilidad de los pacientes, y en garantizar una asistencia social sometida a las mismas reglas de libertad que el resto del mercado único”. Esta norma abre un “nuevo escenario con mayor garantías y seguridad para el paciente”, ha remarcado.

Por su parte Burriel ha señalado que la directiva “otorga seguridad jurídica”. Ha criticado que “en nuestra legislación en ningún momento se mencione la palabra evaluación, algo que si ocurre en la directiva europea”. Asimismo, ha mostrado su preocupación por las restricciones que contempla en lo que se refiere a los derechos de los pacientes. Burriel teme que la exclusión de los cuidados de larga duración pueda afectar a los dependientes.

Por otro lado ha denunciado que “no estamos facturando, por ejemplo, cuando la asistencia es hospitalaria”. “No facturamos adecuadamente”, ha recalcado. Por último, Burriel ha destacado el derecho a la información y la comunicación como uno de los grandes logros de la directiva.