18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:30

La tecnología sustituirá las decisiones del médico en menos de 5 años

El espectro tecnológico sanitario está ganando terreno a la labor del médico, bien sea a través de la telemedicina, las aplicaciones el ‘big data’

Jueves, 15 de octubre de 2015, a las 19:04
Cristina Alcalá / Imagen: Joana Huertas. Madrid
Las tecnologías de la información están ganando espacio en el espectro sanitario español, ya sea a través de la telemedicina, las aplicaciones o el ‘big data’. Tanto así, que en menos de cinco años, las decisiones médicas serán sustituidas por algún tipo de estos dispositivos, tal y como ha evidenciado César Pascual, director general de Coordinación de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en el XXII Congreso Nacional de Derecho Sanitario.

Xavier Olba, digital business strategy manager for Sanofi Iberia; Luis Javier Bonilla, general manager de Iberia Orion Health; Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin; César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; y Antonio Troncoso, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Cádiz.


“Poco a poco, los facultativos están recetando ‘app’ de salud como forma de monitorizar las constantes del paciente, siempre y cuando estos dispositivos se sustenten bajo base científica”, ha alegado Pascual.

El problema para implantarlo de forma total en la actualidad se debe al recelo que aún mantienen los profesionales sanitarios con estas plataformas, primero, por las “barreras tecnológicas que aún existen” y segundo porque precisan mayor seguridad para la privacidad de los datos, la calidad de los dispositivos y la implicación de la industria y los pacientes”. 

El 18% de las búsquedas en Google es sobre salud

Una idea que comparte Xavier Olba, digital business strategy manager de Sanofi Iberia, quien ha aportado la visión de estos últimos. La implicación de la e-salud también está asumida por el colectivo de los pacientes, hasta tal punto que uno de cada cuatro tiene una aplicación móvil para gestionar su salud, ya sea para hábitos saludables o por alguna enfermedad.

Pero su incidencia no queda ahí, ha explicado Olba. “El 18 por ciento de las búsquedas en Google están relacionadas con salud, convirtiéndola en la segunda naturaleza que genera más interés en la red. Cada minuto, 2.000 usuarios están tecleando alguna consulta en relación a este ámbito”.

Una tendencia que obliga a cambiar la relación entre médico-paciente, hacia un modelo más dialogante y colaborativo entre ambos, donde compartir experiencias sobre este espectro tecnológico está a la orden del día en las consultas españolas. Por ello, el paciente demanda a la e-salud que tenga unos recursos digitales más fiables y disponibles, una digitalización de los profesionales, una apuesta clara de las administraciones sanitarias y una adecuación de las necesidades de este colectivo.

Una e-salud centrada en los crónicos

En este sentido, Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin y moderadora del debate, ha incidido en la necesidad de promover la e-salud en el nuevo modelo sociosanitario que se presenta en España: el de la atención a crónicos, donde el gestor tenga un papel principal.

“La e-salud debería tener un papel principal en los planes de salud de las comunidades autónomas, a través de una dotación económica y humana” -ha explicado- “y requiere un marco jurídico nuevo y adecuado”.

En este sentido, Antonio Troncoso, catedrático acreditado de Derecho Constitucional de la Universidad de Cádiz ha remarcado la importancia de la protección de datos personales en este nuevo panorama tecnológico sanitario, “ya que el paciente no debe dejar de confiar en su médico” a pesar de que esta información personal pueda estar más expuesta.
Para ello, ha hecho un repaso en las normativas europeas y españolas en este sentido, de las que ha pedido que tiendan a avanzar en el derecho al olvido en Internet.

Luis Javier Bonilla, gerente manager de Iberian Orion Health, ha ofrecido el punto de vista de la industria, donde esta limitación del uso de los datos privados para avanzar en la gestión de la tecnología sanitaria también es un impedimento en su sector.

“Los dispositivos deben estar al servicio de los pacientes, profesionales sanitarios y gestores, y no al revés. Para ello, debemos humanizarlas, mejorando los resultados en salud, la calidad de la atención, su eficiencia, eficacia y equidad”, ha remarcado. “La e-salud no es una historia clínica. Es una herramienta de gestión de procesos que complementan y están basados en la evidencia”.




ENLACES RELACIONADOS:

El ‘big data’ llevará a un ‘boom’ de la estadística en el sector sanitario (30/09/15)