Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50

La Sindicatura constata una facturación un 7 por ciento superior a lo previsto en los conciertos sanitarios

Afirma que no existe un sistema que permita la gestión integrada de la derivación de pacientes

Lunes, 27 de abril de 2015, a las 18:06
Redacción. Oviedo
El ‘Informe definitivo sobre los conciertos sanitarios’ elaborado por la Sindicatura de Cuentas constata la “falta de control” tanto sobre la facturación de los convenios, como sobre la aplicación de tarifas y actividades por parte del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) sobre los convenios firmados.

Avelino Viejo, síndico mayor.

El trabajo de fiscalización afecta a los conciertos sanitarios entre el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) y las entidades privadas Fundación Hospital de Jove, Hospital Cruz Roja Española de Gijón, Fundación Hospital de Avilés y Fundación Sanatorio Adaro.

La Sindicatura, que ha analizado los convenios de 2013, ha concluido que en todos los casos “se ha facturado un importe superior al autorizado en los distintos convenios”, un 7,45 por ciento de promedio.

La Fundación Hospital de Jove facturó 163.621 procedimientos médicos por un total de 34,4 millones de euros. Además, formalizó contratos menores con el Sespa para la realización de 3.102 procesos médicos, por un valor total de 576.000 euros, lo que supone “fraccionamiento e incumplimiento de la publicidad y la concurrencia”.

El Hospital Cruz Roja de Gijón, por su parte, facturó 94.741 procesos médicos por importe total de 17,5 millones de euros. Distingue en sus facturas si la prestación es realizada por un médico propio o del Sespa, pero no se aplican siempre los códigos establecidos en el convenio o no coinciden.

En el Hospital Cruz Roja de Gijón se facturaron 2.105 procesos médicos por importe de 5,4 millones de euros que están fuera de convenio (medicina interna) o que fueron realizados por médicos del Sespa, cuando según el convenio “debieron realizarse por médicos del centro”.

Por último, Hospital de Avilés ha facturado 18.452 procesos médicos por importe de 6,6 millones de euros, entre los que se encontraban 565 procedimientos por importe de 35.720 euros no incluidos en los anexos de actividad y de tarifas.

La Sindicatura señala, en cuanto al control realizado por el Sespa, que no existe un sistema informático que permita la gestión integrada del procedimiento de derivación de pacientes con los centros de origen y destino, así como respecto de la continuidad entre el procedimiento de gestión de la asistencia sanitaria y el procedimiento de gestión de la facturación.
“Pese a lo dispuesto en el texto de los convenios, no se han constituido comisiones trimestrales de evaluación y seguimiento de la ejecución de los convenios, como exigen estos, por parte del Sespa en todo el ejercicio fiscalizado”, concluye.