15 nov 2018 | Actualizado: 09:45

La sanidad golpea con eficiencia a la crisis

La defensa del modelo mediterráneo de farmacia o la insularidad como hecho diferencial sanitario se abordan en el ‘Panel de consejeros’ del IV Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria

Domingo, 22 de febrero de 2015, a las 17:09
Jesús Vicioso Hoyo / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba
¿Mejores resultados con unos presupuestos mermados por la coyuntura económica? La búsqueda de la eficiencia es una de las tareas primordiales de los sistemas sanitarios y si se da con la tecla, es posible hacer más con menos, tal y como se ha expuesto en el ‘Panel de consejeros’ del IV Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria en el que han participado los máximos responsables de la sanidad de Aragón, Canarias e Islas Baleares: Ricardo Oliván, Brígida Mendoza y Martí Sansaloni, respectivamente. La cita ha sido organizada en Córdoba por Sanitaria 2000 con la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, Gasmedi, GE Healthcare, Otsuka y Roche. Mario Mingo, presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, ha ejercido de moderador de esta mesa. 

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia de Aragón, Ricardo Oliván; la consejera de Sanidad de Canarias, Brígida Mendoza; el presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, Mario Mingo, y el consejero de Salud de las Islas Baleares, Martí Sansaloni. 


Una mejor eficiencia en plena crisis no se logra así como así, tal y como ha expuesto el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, sino que parte de mantener líneas de trabajo encaminadas a ello, como el aprovechamiento de los recursos humanos disponibles y, aquí está la clave, “conseguir la máxima implicación de éstos con el sistema”. “Lo fundamental es identificar la capacidad de las personas. En Aragón ha sido uno de nuestros éxitos”, ha manifestado Ricardo Oliván, quien ha argumentado sus palabras con los datos que certifican que la actividad sanitaria se ha incrementado “de una manera enorme” en los últimos años.

Oliván destaca la capacidad de los profesionales.

Algunos de los ingredientes de la receta de Oliván son la “permanente revisión” de la Atención Primaria, la “modificación permanente” de la estructura disponible y “conseguir la participación activa de los profesionales”. Esto último es, a juicio del consejero aragonés, trascendental, de manera que se promueve desde su departamento un ‘feedback’ con los sanitarios. De una manera especial ha destacado su apuesta por los jefes de servicios (“Son un eslabón entre los gestores y los profesionales”) y, entre otros asuntos, ha subrayado que “en una situación extraordinaria” hay que reconocer “el esfuerzo de todos los profesionales, pero también de sus representantes”. “En Aragón hemos llegado a pactos tras apostar por la consolidación de plantillas”, ha dicho a lo que ha añadido que los sindicatos “han dejado aparcadas otras reivindicaciones” porque han sido conscientes de la situación.

“¿Cuán ineficientes hemos sido a lo largo de los años si realmente en tiempos de vacas flacas hemos sido capaces de dar una respuesta de salud mayor que la que en tiempos de vacas gordas no podíamos alcanzar?”, ha preguntado Martí Sansaloni, a propósito del primer asunto de la mesa de debate introducido por Oliván, porque en las Islas Baleares, según ha indicado su propio consejero de Salud, también se ha conseguido aumentar la actividad sanitaria. “Siempre podemos crecer en eficiencia”, ha respondido su homónima canaria, Brígida Mendoza, quien, al respecto, ha aseverado: “Todos tenemos claro que hay que arrimar el hombro, de pensar en los enfermos”. Finalmente, ha remachado que la intención de su administración es “ir recuperando incentivos” para los profesionales, aunque, en la actualidad, para ella, “lo más importante es la seguridad laboral” de los mismos.

Defensa de un modelo farmacéutico “que funciona”

Sansaloni alerta de la liberalización del modelo farmacéutico.

El consejero balear ha sacado a la palestra una defensa férrea del modelo mediterráneo de farmacia. “Las cosas que funcionan no deben tocarse”, ha manifestado Sansaloni, que, igualmente, ha aludido que se trata de un modelo “altamente valorado” por la población española. Eso sí, a su juicio, las oficinas de farmacia actuales “aún tienen camino que recorrer como agentes de salud”, aunque ya se están dando pasos. “Si la alternativa es un modelo liberalizado”, ha dicho el responsable insular, “toda la red de farmacia estaría en manos de cuatro o cinco multinacionales que podrían controlar todo el sistema, desde su producción hasta la llegada de los fármacos a los pacientes”, lo que pondría en riesgo valores intrínsecos de la sanidad española tal y como en la actualidad se encuentra.

No ha querido desaprovechar la ocasión Sansaloni para cargar contra la subasta de medicamentos andaluza, porque cree que el “efecto comparador” del resto de autonomías “va a ser inmediato”. “No podemos caer en la inequidad”, ha apuntado a la hora de poner en dudas este “sistema de precios paralelo”, ha dicho; de ahí que haya aseverado que “si algo le queda al Ministerio de Sanidad en cuanto a cohesión es el establecimiento de precios de fármacos”, mediante un sistema “único y fiable”.

El “hecho diferencial” de la insularidad

Mendoza pide revisar el sistema de financiación autonómico.

La última cuestión analizada en el ‘Panel de consejeros’ de la cuarta edición del Encuentro de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, celebrado en el Parador de Córdoba, ha sido las características de la insularidad y su reflejo en la sanidad de los ciudadanos que viven en los dos archipiélagos. Brígida Mendoza ha reclamado una revisión profunda del sistema de financiación autonómico para que se tenga mucho más en cuenta, a la hora del reparto, que las islas, tanto Canarias como Baleares, tienen un territorio más fragmentado. “Y esto tiene un importante impacto para la sanidad, porque (mantenerla) es más cara que en otros territorios”, ha señalado.

“La tarta es la que es, pero abrir el melón de la financiación autonómica es necesario”, ha reconocido Sansaloni en su respuesta a su homóloga canaria. El consejero balear ha reconocido que, entre otros motivos, el coste de terapias innovadoras caras, crea “fuertes tensiones de incremento de gasto”.

Imagen de la sala del 'Panel de consejeros', durante el IV Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria. 


Defensa de Urgencias como especialidad

A lo largo de la sesión han salido otros temas, algunos relacionados con polémicas muy vivas, como es el caso del reconocimiento de Urgencias como especialidad, en este caso, a raíz de una pregunta formulada a la mesa por el presidente de Sanitaria 2000, José María Pino. La consejera canaria ha recordado que ella misma ha llevado el asunto al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, porque se trata de una demanda de unos profesionales que “están dándolo todo por todos y necesitan esa respuesta”. Ha precisado que se trata de una reivindicación “desde los años 90” y que se seguirá reclamando “de manera repetida”. “Seguro que ninguna especialidad sobra, pero esta falta”, ha concluido Mendoza.

ENLACES RELACIONADOS:

Un pacto en innovación para evitar desigualdades (21/02/15)

La brecha de tratamiento del alcoholismo, un reto sociosanitario que requiere mayor implicación (21/02/15)

“Los altos cargos han dado una batalla ejemplar para que la sanidad sea más fuerte y capaz” (Amplio reportaje audiovisual) (20/02/15)

Sanitaria 2000 organiza el IV Encuentro Global de Altos Cargos (19/02/15)