Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Investigadores del Cibir obtienen una nueva patente

Se trata de un método para evaluar la susceptibilidad de los microbios ante los fármacos mediante la técnica de resonancia magnética nuclear

Jueves, 05 de septiembre de 2013, a las 13:38

Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por el gerente de la Fundación Rioja Salud, Javier Aparicio, y por el clínico e investigador José Antonio Oteo, ha informado de una nueva patente obtenida por la Consejería, a través de los investigadores del Cibir, que consiste en un método para evaluar la susceptibilidad de los microbios ante los fármacos mediante la técnica de resonancia magnética nuclear.

José Antonio Oteo, José Ignacio Nieto y Javier Aparicio.

El equipo del Área de Enfermedades Infecciosas del Cibir, dirigido por José Antonio Oteo, en colaboración con la Universidad de la Rioja, ha desarrollado un nuevo método, basado en la Resonancia Magnética Nuclear (RMN), que determina de una manera más fácil el fármaco específico para la terapia de un paciente que sufre un proceso infeccioso por agentes patógenos cuya susceptibilidad a fármacos no sea predecible mediante los métodos habituales de estudio o  sea provocado por microorganismos de difícil cultivo.

En la práctica clínica rutinaria existen numerosos métodos microbiológicos convencionales para conocer la sensibilidad de las bacterias habituales (diluciones en agar y en caldo o colocación de discos o tiras con concentraciones determinadas de antibiótico, por ejemplo). El problema de estos métodos surge con las bacterias que no crecen en los medios habituales y para las cuales no existen técnicas estandarizadas que permitan conocer su sensibilidad a antimicrobianos.

Además, las técnicas a las que se recurre para el cultivo de estas bacterias tienen problemas tanto en la precisión como en la reproducción, siendo difícil la determinación de las sensibilidades a antimicrobianos y observándose, a menudo, una mala correlación con el resultado terapéutico. El avance científico que ha tenido lugar en los últimos años ha permitido desarrollar nuevas técnicas que facilitan y mejoran el estudio microbiológico. Así, el uso de la espectroscopia de la Resonancia Magnética Nuclear (RMN) como una herramienta alternativa que, mediante el estudio del metabolismo bacteriano, puede constituir una técnica útil para determinar la susceptibilidad a fármacos antimicrobianos.

Se trata de la segunda patente que logra el Cibir desde que iniciara la actividad investigadora en 2008. En mayo de este mismo año se concedió otra al equipo del área de Oncología, dirigido por Alfredo Martínez, que describe nuevas implicaciones de una molécula en el sistema de transporte intracelular y que tiene importantes implicaciones tanto en el desarrollo normal como en patologías como el cáncer.