15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Íñigo Alli y Mariano Oto asumen las direcciones generales de Política Social y Dependencia

Junto a Prudencio Induráin en Deporte y Juventud, completan el organigrama liderado por Jesús Pejenaute

Miércoles, 04 de julio de 2012, a las 12:57

Redacción. Pamplona
El Gobierno de Navarra ha aprobado en sesión extraordinaria los decretos de estructura básica de seis de sus ocho departamentos (los organigramas de Educación y de Salud no sufren variaciones). De este modo, vienen a completar la estructura de Políticas Sociales Íñigo Alli, nuevo director general de Política Social y Consumo, Mariano Oto, director gerente de la Agencia Navarra para la Dependencia, y Prudencio Induráin, director gerente del Instituto de Deporte y Juventud.

Las últimas incorporaciones al equipo de Políticas Sociales: Íñigo Alli, Mariano Oto y Prudencio Induráin.

A resultas de la reestructuración aprobada, un único instituto asumirá las competencias de Deporte y Juventud (desde 2007 eran dos organismos autónomos, con rango de dirección general), y se suprime la Oficina de Atención a la Inmigración. Sus competencias serán asumidas por el Departamento de Políticas Sociales, que gestionará convenios y subvenciones para atender a la población inmigrante.

Desde el Gobierno de Yolanda Barcina señalan que la estructura del nuevo Ejecutivo es “una de las más reducidas desde la aprobación de la Lorafna”. Solo los ejecutivos conformados en 1983 y 1995 tuvieron ocho consejeros en sus filas. Asimismo, siguiendo los principios de austeridad, el Gobierno de Navarra que se conformó tras las elecciones de 2011, redujo su estructura, a nivel de direcciones generales y puestos de confianza, un 23,7%, pasando de 97 altos cargos y plazas de confianza a 74. A ello se unió la supresión del 8,24% de las unidades de gestión de la Administración Foral.

Ahora, tras la remodelación realizada por la salida del PSN del Gobierno de Navarra, UPN ha acordado reducir aún más el número de altos cargos respecto a la anterior legislatura. En concreto, el nuevo Ejecutivo contará con 70, un 27,8 por ciento menos.