Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

La Consejera duda de que la crisis haya servido para mejorar la gestión de la sanidad

Considera que existe la necesidad de gestionar y adoptar en sanidad medidas que se basen en la evidencia

Jueves, 15 de octubre de 2015, a las 22:17
Redacción. Madrid
La consejera de Salud del Gobierno de Baleares, Patricia Gómez i Picard, ha afirmado que existe la necesidad de gestionar y adoptar en sanidad medidas que se basen en la evidencia y en el desarrollo de políticas encaminadas a alcanzar un Sistema Sanitario Público de calidad, sostenible y al servicio de las personas. Gómez ha realizado estas declaraciones en una conferencia organizada por Previsión Sanitaria Nacional y la Fundación Ad Qualitatem, dentro del
segundo ciclo La Calidad del SNS.

Patricia Gómez i Picard, consejera de Salud de Baleares, flanqueada por Miguel Carrero, presidente de PSN, y Alfredo Milazzo, presidente de la Fundación Ad Qualitatem. En los extremos, Miguel Triola, vicepresidente segundo de PSN, y Juli Fuster Culebras, director general del Servicio de Salud de las Islas Baleares.

La consejera ha repasado la evolución del gasto sanitario en los años de la crisis y las percepciones de la población sobre el servicio para concluir que los recortes inciden en la confianza de la población sobre el sistema. Asimismo, ha destacado que las medidas de contención del gasto sanitario adoptadas durante los años de crisis económica no se han
desarrollado ni con la misma intensidad ni en los mismos plazos en todas las comunidades autónomas. En este sentido, ha cuestionado que estén “más sanos los ciudadanos de aquellas comunidades autónomas que más gastan en salud”, o que se estén “gestionando mejor aquellas que menos recursos económicos destinan al Sistema Sanitario”.

En este sentido, Gómez ha desmentido que las medidas de contención del gasto hayan generado actuaciones más eficientes en los sistemas de salud, por lo que ha puesto en duda que la crisis económica haya servido como motor de cambio u oportunidad de mejora. Al contrario, la consejera ha puesto de manifiesto los efectos negativos que la coyuntura económica ha tenido para la sanidad, tanto a corto (dificultad de acceso y financiación de tratamientos, inadecuada
gestión de la cronicidad) como a largo plazo (posibles efectos en la salud y mortalidad de la población).

En aras a mejorar la sanidad balear, Patricia Gómez i Picard ha destacado algunos de los objetivos de su departamento, como un cambio de visión del sistema hacia la cronicidad y los procesos pluripatológicos, fomentar la prevención y la mejora de la calidad de vida, o la integración de profesionales y usuarios en el Sistema.