13 nov 2018 | Actualizado: 17:00

Familia destinará 6 de cada 10 euros a atender la dependencia en 2016

Alicia García asegura que se trata de uno de los presupuestos más altos del año que viene

Miércoles, 28 de octubre de 2015, a las 16:36
Redacción. Valladolid
La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades destinará seis de cada diez euros de su presupuesto para 2016 a la "plena atención a la dependencia", incluidos los dependientes de grado 1, con 514 millones de euros de los 872,5 con que contará este departamento, 37 millones más que en 2015.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García.

Así lo ha defendido este martes la consejera, Alicia García, quien ha comparecido ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León para desglosar las cuentas de Familia e Igualdad de Oportunidades dentro del Proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC) para el año próximo.

García ha destacado que se trata del presupuesto para prestaciones dirigidas a la atención a las personas "más alto de toda la historia autonómica de Castilla y León", al tiempo que ha recordado que de las tres consejerías sociales de la Junta, la suya es la que "más incrementa sus partidas" y la segunda del conjunto del Gobierno regional.

La consejera ha definido las cuentas de Familia como "comprometidas" con "la protección a los más necesitados, plena atención a la dependencia, el fomento del empleo y la igualdad de oportunidades.

Por lo que se refiere a la atención a la dependencia, García ha recordado que Castilla y León atiende ya a 70.180 dependientes con 89.493 prestaciones, "muy por encima de la media nacional", que es del 1,64 por ciento frente al 2,81 de la comunidad. En cuanto a dependientes severos y grandes dependientes, la región atiende al 99,7 por ciento de beneficiarios frente al 88,7 de la media española.

Aumentar casi todos los programas

En su intervención, Alicia García ha subrayado que los recursos y las partidas concretas aumentan "en prácticamente todos los programas", al tiempo que ha mostrado su "compromiso" con unos servicios sociales "de calidad y para todos", con la "mejora constante de su rendimiento y con la garantía de la sostenibilidad.

La financiación de los servicios sociales básicos y la integración social experimenta un crecimiento del ocho por ciento y contará con 209 millones de euros, 15,6 más que en 2015, que se concentrarán en tres grandes líneas como son financiación del Acuerdo Marco, dependencia y lucha contra la pobreza y exclusión.

El apartado de pensiones y otras prestaciones económicas contempla más de 200 millones de euros, en el que se incluyen las pensiones no contributivas con 125,5 millones de euros, las prestaciones correspondientes a la Ley de Integración Lismi con 4,7 millones y las pensiones de ancianidad y enfermedad con 200.000 euros.