Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Espirómetros para promover el diagnóstico precoz de la EPOC desde Atención Primaria

La tasa específica de mortalidad en grandes grupos por enfermedades del sistema respiratorio es del 70,60 por ciento en hombres y del 49,2 en mujeres

Martes, 29 de marzo de 2011, a las 18:11

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La tasa específica de mortalidad en grandes grupos por enfermedades del sistema respiratorio en Canarias es de 70,60 y 49,20 por 100.000 en hombres y en mujeres, respectivamente.
En Canarias, según los últimos datos disponibles, la tasa específica de mortalidad en grandes grupos por enfermedades del sistema respiratorio es del 70,60 por ciento en hombres y del 49,20 por ciento en mujeres.

La EPOC va lesionando paulatinamente bronquios y pulmones y va produciendo una alteración irreversible de la función respiratoria. Se trata de una de las enfermedades más ocultas e insidiosas por la poca especificidad y lenta progresión de sus síntomas, que hacen consultar a los afectados cuando el proceso se encuentra en fases muy avanzadas, pero existen pruebas como las espirometrías que, en manos de expertos, se constituyen en buenas herramientas diagnósticas en la detección precoz de la enfermedad.

La consejería pretende promocionar el diagnóstico precoz desde la Atención Primaria de Salud, una vez formados los profesionales sanitarios en el manejo e interpretación de las espirometrías, facilitando la dotación de espirómetros a algunos centros de salud de la comunidad autónoma, lo que permitirá ampliar de forma importante la cobertura de la población canaria susceptible de ser sometida a una espirometría dentro de la prevención de la EPOC.

Con este objetivo, se ha dotado de estos equipos a 43 centros (además de los que ya disponían de ellos) para facilitar la realización de espirometrías en Atención Primaria como forma de promocionar la detección precoz de la EPOC. Los equipos que se han comprado están conformados por espirómetros, software de espirometrías, jeringas calibradoras, pulsioxímetros y boquillas desechables.

En concreto, 13 espirómetros van destinados a cada una de las islas de Gran Canaria y Tenerife, cinco para Lanzarote, cuatro para Fuerteventura, cuatro para La Palma, dos para La Gomera y otros dos para El Hierro.