Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Viernes, 25 de enero de 2013, a las 18:32

EL ENCUENTRO DIGITAL DE REDACCIÓN MÉDICA
CELIA GÓMEZ GONZÁLEZ, GERENTE DEL SERVICIO DE SALUD DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS
“La colaboración público-privada hipoteca para muchos años las decisiones de los futuros gobiernos”
“La autogestión en Primaria será en base a acuerdos por objetivos, no con cooperativas ni EBAs”

Cristina Mouriño / Imagen: Diego S. Villasante, Pablo Eguizábal y Adrián Conde.
La gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha participado del nuevo formato de Sanitaria 2000 Televisión, el ‘Encuentro Digital’, una emisión en directo vía internet con la que los lectores de Redacción Médica y los seguidores de nuestra cuenta en Twitter (@redaccionmedica) han podido realizar sus preguntas a nuestro entrevistado.

Preguntada acerca de su deseo para este año complicado que comienza, Celia Gómez González ha reconocido que “sería una lista larga que se resume en que el objetivo genérico de sostenibilidad se pueda cumplir manteniéndonos como servicio público en el que se de respuesta a las necesidades de los ciudadanos y se puedan solucionar los daños colaterales del conflicto que ha habido”. La gerente del Sespa ha destacado entre las medidas que tiene previsto impuslar el Sespa la autogestión en Atención Primaria pero ha aclarado, que a diferencia de Madrid o Cataluña, en Asturias será en base a acuerdos de objetivos, no cooperativas o EBAs. Asimismo, ha anunciado que la apertura del nuevo HUCA será durante el primer semestre de 2014.

Celia Gómez González.

Comenzamos esta entrevista hablando de cómo está ahora mismo la situación en la sanidad asturiana. Ha habido unos meses convulsos, aunque parece que la situación se ha conseguido apaciguar y se encuentra en una etapa nueva para solucionar esos problemas. La aplicación de las 37,5 horas semanales ha sido el motivo que ha capitalizado estas protestas.

Han sido tres o cuatro meses convulsos, como en muchas otras partes. Aplicar un empeoramiento de la situación laboral de los trabajadores trae esas consecuencias. Al final, creo que ha habido un proceso de diálogo intenso con todos los agentes sociales  que se ha plasmado en un decreto que nos ha dejado a todos medio satisfechos, pero en un marco para el desarrollo de la jornada y los descansos que no tenía el servicio de salud y que es transparente para poder organizar el trabajo en los centros.

¿Se han acordado medidas con los sindicatos para conseguir esos ahorros que son necesarios en momentos de crisis como el actual?

El pacto que firmamos con el Sindicato Médico contiene ese compromiso de colaborar por la sostenibilidad. De hecho, ellos habían manifestado unas propuestas en muchos casos coincidentes con las tomadas desde el Sespa. La colaboración de los profesionales, principalmente los médicos, es imprescindible para conseguir esos ahorros que nos permitan la eficiencia del Servicio de Salud.

Estos tres o cuatro meses convulsos, con movilizaciones y paros, ha generado daños colaterales. Por ejemplo, han aumentado las listas de espera y se suprimieron las peonadas. ¿Cómo se plantea el Sespa volver a una situación de normalidad?

Tenemos un Plan de Gestión y un Plan de Contingencias para poder ir remediando esos efectos del conflicto en la lista de espera con la colaboración de los centros concertados en la red. Ahora mismo estamos en el plan de gestión de la lista de espera.

En cada área la situación es distinta y cada hospital ha hecho su propio plan de gestión en el que se incorporan todas las medidas que el decreto ha incluído, como el aumento de 2,5 horas que tiene que contribuir a reducir las listas de espera. Es una opción por aprovechar las horas de que disponen los profesionales y también, en caso necesario, que sea el nuevo empleo el que resuelva los problemas de lista de espera.
 

La gerente del Sespa valora el acuerdo de jornada con el sindicato médico.

Celia Gómez aborda la implantación de la historia clínica digital, la receta electrónica y la gestión clínica.

Se habla mucho que desde el pasado 1 de enero el personal eventual con contratos precarios ha dejado de ejercer. ¿Cómo se encuentra la situación?

Tanto en el pacto que se hizo con el sindicato como el que se realizó anteriormente, mantuvimos un compromiso de mantenimiento del empleo estructural, sea fijo, interino o eventual. Hablamos de los puestos de trabajo que están en las plantillas orgánicas del Sistema de Salud. Pero de la misma manera que cuando se disminuyó la jornada se tuvo que contratar personal para cubrir las horas, ahora esa necesidad disminuye de forma importante.

Hablamos de situación común en muchas comunidades autónomas. Algunas están recurriendo a diversas fórmulas para colaborar con el sector privado. ¿Se las plantea el Principado para buscar una gestión más eficiente?

No nos lo planteamos. Son modelos distintos de afrontar la situación en que nos encontramos.

La apuesta del Gobierno del Principado es defender y mantener el servicio como público, lo que tiene un componente de defensa del sistema público, porque hay decisiones de colaboración público-privada que hipotecan para muchos años las decisiones futuras de los gobiernos que puedan venir. Tenemos infraestructuras y personal suficiente, lo que tenemos que hacer es mejorar en la eficiencia.  Ese es el camino que vamos a seguir.

¿Y otras medidas como el cierre de Puntos de Atención Continuada (PAC) o la reducción de horario de centros?

Hemos desarrollado un Plan Económico y Financiero que se ha expuesto en el Parlamento con una serie de medidas de gestión que son las primeras que tiene que tomar cualquier administración o empresa seria. Se refieren a los precios de proveedores, hacer contratos de suministros con la central de compras corporativas para compras centralizadas, utilizar bien el medicamento. Hay medidas que tienen que ser tomadas antes de reducir la cartera de servicios.

Volviendo a la situación laboral de los trabajadores, recientemente el Tribunal Constitucional ha eximido a los médicos de desempeñar su actividad en régimen de exclusividad. ¿Cuál es la situación tras este cambio?

Acatamos, como no puede ser de otra manera, la sentencia del Constitucional. Ahora estamos en un proceso de regularización de una ley por la que se realiza la renuncia a la exclusiva.

También hemos conocido la resolución del Constitucional sobre la  obligatoriedad de colegiación. ¿Cómo valora esta decisión?

No conozco a fondo la sentencia, pero habrá que actuar dentro del marco que el Constitucional dicte. El momento de aquella decisión es diferente al de ahora, pero es nuestra Constitución y dicta el marco en el que tenemos que trabajar.
 

“Seguimos creyendo que el modelo que incentive una mejor gestión es bueno”.

La gerente del servicio de salud asturiano aborda la autogestión en Atención Primaria.

La Ley de Servicios Profesionales que plantea el Gobierno pone en entredicho esa colegiación y hay dos posturas muy enfrentadas.

Es un debate que ha estado latente durante más de tres décadas. Los tiempos han cambiado mucho, estamos en el marco de la Unión Europea, lo que ha hecho necesario que nos rijamos también por esa normativa. Tendrá que haber un debate nacional que nos irá abriendo caminos que habrá que ir gestionando.

El consejero asturiano ha anunciado que está previsto que a finales de este año comience el traslado al nuevo HUCA. ¿Cuándo está previsto que empiece a funcionar?

A continuación del traslado comenzaremos a funcionar. Necesita de un tiempo, porque es complejo, pero se iniciará en el último trimestre del año y se irá avanzando. A lo largo del primer semestre del 2014 se irán abriendo servicios de forma paulatina. Es complejo, pero muy esperado por profesionales, directivos y ciudadanos.

¿Este traslado y reapertura colma las necesidades de infraestructuras del Principado?

Tenemos un buen pack de centros que pueden aguantar este tránsito complicado de años. Tenemos el HUCA y el de Mieres, que abre  a finales de este año porque había problemas estructurales. Quedan cuestiones menores en cuanto a centros que tienen que ser reformados o ampliados, pero que se pueden abordar.

La mayoría de las comunidades se han planteado este año como límite para implantar la receta electrónica, la historia clínica digital y la gestión clínica. ¿Cuál es el desarrollo de esas iniciativas en Asturias?

En historia electrónica estamos en un buen camino, tanto en Atención Primaria como en Hospitalizada. Es mejorable, pero suficiente para el trabajo que tenemos. En receta se empieza el pilotaje en febrero en el área de Avilés para ir rodando hacia una rápida incorporación en todas las áreas, porque pasa de ser un objetivo a una necesidad clave de cara a afrontar el copago. El proceso de reembolso está causando muchas dificultades a los pacientes. En gestión clínica también se ha iniciado un camino para hacer una evaluación y relanzar porque es un elemento clave.
 

La gerente del Sespa responde a las preguntas de Ricardo López, director general de Sanitaria 2000; y Cristina Mouriño, coordinadora de Comunidades Autónomas de Redacción Médica.

Hace unos días se anunció también la creación del Consejo Asesor de Sanidad. ¿Se han marcado ya las líneas de trabajo?

El propio decreto de estructura de la Consejería marca cuáles son los contenidos de ese Consejo. Es un elemento que ayuda a la gobernanza del sistema de salud. Es una composición de personas con experiencia y conocimiento que nos tiene que ayudar a hacer este camino, que es muy importante. Las aportaciones exteriores complementan y dan valor a las estructuras habituales de gestión.

Otra de las medidas que tomó el Principado ha sido la implantación de un sistema para atender a inmigrantes irregulares que quedaban fuera del servicio público. ¿Cómo funciona?

Está yendo bien. Es una de las primeras medidas que se tomaron desde la Consejería. Por el momento hay más de 300 inmigrantes registrados. Está funcionando con normalidad, y creemos que es importante porque esas personas no pueden quedarse fuera de la atención, principalmente por salud pública. Es un porcentaje de registro pequeño, que era esperable porque habitualmente son jóvenes y no necesitan de mucha atención sanitaria.

El sistema vive un momento complicado en el que se está poniendo en duda muchas cosas. Entre ellas está la liberalización del Sistema de Farmacia, que el modelo español de farmacia español deje paso a uno asemejado a Europa. ¿Cuál es el posicionamiento de la Consejería a este respecto?

Hay unanimidad entre las comunidades autónomas en la defensa del modelo español o mediterráneo. Ha estado cuestionado por la Unión Europea. Pero también es verdad que está garantizando el acceso a un servicio tan importante como el farmacéutico en lugares pequeños y remotos.

¿Tiene la sensación de bipolarización política en las reuniones que mantienen los gerentes de los servicios regionales?

No he participado todavía en ninguna reunión porque alguna de las convocadas tenía una convocatoria fuera del contexto necesario, a mi juicio. Hay muchas medidas de gestión y eficiencia que caben dentro de un sistema público que son comunes. En esos elementos, siempre suele haber acuerdo y colaboración. Hay otros, que se escapan del modelo de gestión en los que hay elementos más ideológicos que nos diferencian.

Acabamos de empezar 2013, un año que se presenta complicado. ¿Qué deseo le gustaría que su servicio pudiera cumplir?

Sería una lista larga que se resume en que el objetivo genérico de sostenibilidad se pueda cumplir manteniéndonos como servicio público en el que se dé respuesta a las necesidades de los ciudadanos y se puedan solucionar los daños colaterales del conflicto que ha habido. Si no caminamos en la misma dirección, tendremos problemas. Es nuestra obligación y nuestra responsabilidad.

Carlos Jiménez pregunta por correo electrónico que si se pueden permitir los asturianos un macrohospital como el HUCA...

Ahora mismo tenemos un complejo hospitalario con muchos edificios, poco eficiente y con muchas dificultades para poder desarrollar una organización sensata y un mantenimiento adecuado de los edificios. Esa es la decisión sensata que se tomaría en cualquier organización sensata.

Pasamos a las preguntas que nos han llegado por Twitter: @e_garzo asegura que en muchas comunidades los médicos van a dejar de cobrar la productividad variable y otros complementos, ¿cómo se va a incentivar su trabajo?

Ahora mismo, lo que promueve el decreto de jornada es que se puedan producir pactos entre las unidades de gestión clínica con la dirección a la hora de organizar el trabajo. Ahora mismo el bien más escaso de los trabajadores es la organización de los descansos y ese será un elemento clave.

En lo que respecta a la productividad, el volumen de recursos destinados es menor pero seguimos creyendo que la incentivación del trabajo de los profesionales es buena.

¿Va a seguir la apuesta por la gestión clínica?, pregunta @e_garzo.

Rotundamente sí, porque ha demostrado que es la mejor manera de gestionar y ser eficiente.

@inesmminguez se interesa por saber si la sanidad asturiana plantea dejar la gestión de los centros de Atención Primaria en manos de los profesionales.

No en el sentido que se ha planteado en otras comunidades de trasladar el presupuesto y de cooperativas. Sino en el marco de gestión clínica y llegar a acuerdos para el día a día. Quienes dirigimos los servicios de salud tampoco tenemos que hacer dejación de nuestras funciones y no ver qué hay que hacer en los centros y dejar de atender las necesidades de la población.

@anumuxi señala que acaban de aprobar la nueva jornada y ya se producen los primeros incumplimientos en las Urgencias de Mieres. Es vergonzoso.

No es cierto. Lo que se dice es que en los servicios de urgencia se mantiene el modelo de organización y funcionamiento. Lo único que necesariamente se aplica a los médicos de urgencia es el incremento de la jornada, como al resto de la plantilla.

@arrumarte pregunta qué diferencias ha encontrado como responsable sanitaria en sus etapas en Andalucía y Asturias.

En los dos casos son comunidades que defienden un modelo de defensa de lo público y eso es la clave. Es con lo que me identifico y espero que continúe y prospere. Las líneas claves de lo que se defiende son comunes, y un contrapunto necesario a otras comunidades. La situación económica es difícil en todas partes y quizás se sienten más o menos los efectos en un sitio u otro, pero el contexto es igual de duro para todos.