Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:25
Jueves, 24 de septiembre de 2015, a las 10:37
Redacción. Santiago de Compostela
La secretaria general técnica de la Consejería de Sanidad, Josefina Monteagudo, ha asegurado que “nunca hubo” en Galicia “un problema de acceso” a los tratamientos de reproducción asistida para mujeres solteras o con pareja del mismo sexo, y ha garantizado que la situación va a continuar así en el futuro.

“En la comunidad autónoma de Galicia no se va a discriminar el acceso a estas prestaciones de mujeres que cumplen los criterios”, ha destacado la secretaria general en la comisión del ramo de la Cámara autonómica, en alusión a elementos relativos a la edad, la salud, las contraindicaciones y problemas para la descendencia, entre otros.

De esta forma, Monteagudo ha dejado “muy satisfecha”, en sus propias palabras, a la diputada del grupo mixto, Carmen Iglesias, quien se ha interesado por las actuaciones de la Xunta orientadas a “garantizar” el acceso a mujeres “sin pareja o sin pareja varón”.

Iglesias se ha referido al decreto del Gobierno central que, según ha dicho, dando lectura al texto, “exige demostrar, para acceder a estos tratamientos, ausencia de consecución de embarazo tras un mínimo de 12 meses de relaciones sexuales con coito vaginal sin empleo de métodos anticonceptivos”.  “¿Cómo pensaba la señora Mato”, ha dicho, por la exministra de Sanidad, “o cómo piensa su sucesor controlar la vida sexual del demandante?”, ha ironizado.

A este respecto, la secretaria general técnica ha precisado que esa frase se trata de la “definición de esterilidad” y que para esta circunstancia fue la “finalidad primera en su tiempo, única casi”, para la que se contemplaban los tratamientos de reproducción asistida. “Se fue ampliando y totalmente de acuerdo”, ha añadido.

Por su parte, ha dicho que Galicia, en concreto el Servicio Gallego de Salud (Sergas), “sigue una guía, un protocolo de actuación”, que es el que determina el acceso “y que en absoluto excluye a las mujeres que no tienen pareja o que tienen una pareja del mismo sexo”. “Es una guía que se viene aplicando desde hace años y nunca hubo un problema de acceso a estas mujeres, y va a seguir sin haberlo”, ha resuelto, aun reconociendo que “se actualiza sistemáticamente”.

Iglesias, que se ha visto “muy satisfecha” con esta información, ha traído a colación, a mayores, que aplicar estos tratamientos en mujeres “fértiles” que quieren tener hijos es “mucho más rentable”, puesto que “abarata” el procedimiento y obtiene “mejores resultados”.