14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El PSE será “inflexible” en la defensa de los servicios públicos

Acusa al Gobierno de “tronar” contra Rajoy, pero ser “sumiso a sus dictados” en Euskadi

Martes, 26 de febrero de 2013, a las 18:55

Redacción. Vitoria
El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha advertido de que su partido se mantendrá "inflexible" en la defensa de los servicios públicos esenciales en la reunión que mantendrá este miércoles con el Gobierno vasco en el marco de la negociación sobre los Presupuestos de 2013. Por otra parte, ha criticado el "doble juego" del Ejecutivo autonómico y del PNV, al "tronar" contra Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados mientras en Euskadi son "sumisos a sus dictados".

José Antonio Pastor.

Pastor, en una rueda de prensa en el Parlamento autonómico, ha explicado que en el encuentro que mantendrá su partido con el consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, confía en que éste aclare la cuantía del recorte de las Cuentas respecto a las de 2012.

El dirigente socialista ha recordado que se han manejado distintas cifras, que oscilan entre los 800 y los 1.400 millones, por lo que lo primero que espera de la reunión es una mayor concreción a este respecto.

Además, espera en que Gatzagaetxebarria informe a su partido sobre las "grandes líneas" que seguirán sus políticas en cuestiones como la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Pastor ha avisado de que su partido se mantendrá "inflexible" en la defensa de unos servicios esenciales universales y gratuitos, especialmente necesarios ante la "angustiosa" situación causada por la crisis económica. Además, reclamará al Ejecutivo que mantenga los incentivos para reactivar la actividad de las empresas.

Por otra parte, ha reclamado al Gobierno vasco y al PNV que abandonen el "doble juego" respecto a las políticas del Ejecutivo central. Pastor ha reprochado que los 'jeltzales', "truenen" contra el gabinete de Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados mientras en Euskadi se muestran "sumisos a sus dictados".

Como ejemplo, ha censurado que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu "diga que hay que esperar a lo que haga" el Gobierno central con su reforma de la Administración local para aprobar en la comunidad autónoma un proyecto de ley municipal.

Por ese motivo, el PSE ha registrado una iniciativa en la Cámara vasca en la que pide que el gabinete de Urkullu apruebe el citado proyecto de ley en un plazo de cinco meses. En su propuesta, los socialistas reclaman también la retirada del anteproyecto de reforma de la Administración local del Gobierno central, al considerar que "cuestiona" la autonomía municipal y "desmantela" servicios públicos.