17 nov 2018 | Actualizado: 17:45
Martes, 11 de febrero de 2014, a las 22:42
Redacción. Madrid
Al final, 183 diputados han votado contra la petición del PSOE de retirar la reforma, más seis abstenciones. De antemano se sabía que el diputado de Foro Asturias, Enrique Álvarez Sostres, se iba a abstener, mientras que desde Unió aseguran que sus seis diputados votaron en contra, al igual que el de UPN, Carlos Salvador.

Imagen de un momento de la votación.

Descontando eso, los votos del PP contra la retirada del anteproyecto serían 176, pero en el hemiciclo había 179 diputados populares, con los ministros presentes, incluyendo Alberto Ruiz Gallardón, que se incorporó tarde a la votación. Ello indica que algunos de sus diputados podrían haber derivado en la abstención, al igual que algunos parlamentarios de Convergencia (CDC), que disponían de libertad de voto.

Los partidarios de retirar el anteproyecto sumaron 151 papeletas atribuidas a PSOE, Izquierda Plural, UPyD, PNV, Amaiur, Esquerra, BNG, CC-NC y Compromís.

En total se emitieron 340 votos, los mismos que participaron presencialmente en una votación anterior, donde el PP llegó a sumar  179 votos, incluyendo dos no presenciales que no participan en la votación secreta, y a los que hay que sumar otro que se equivocó. Total, 178 presentes, antes de que llegara Gallardón.

En cualquier caso, algo más del 52 por ciento de la Cámara Baja se ha manifestado a favor de que el actual anteproyecto de ley de Protección del Concebido y de la Mujer Embarazada continúe en periodo de consultas para que, tal y como han confirmado desde el PP en alguna ocasión, la normativa llegue al Congreso de los Diputados e inicie su tramitación parlamentaria a la entrada del verano, es decir, tras las elecciones europeas de este próximo mes de mayo.

El PP ha ofrecido diálogo y consenso a los grupos de la mayoría de la oposición en el Congreso de los Diputados, durante el debate. Desde la oposición han tachado de “retrógrada” e “innecesaria” la nueva regulación planteada por el Gobierno.

La portavoz adjunta del PP en el Congreso, Marta Torrado, ha defendido su voto en contra en que el anteproyecto de ley es susceptible de debate y mejora, puesto que aún está en fase de consultas. “Estamos dispuestos al diálogo y a llegar al consenso”, ha ofrecido a la oposición.

Igualmente, ha dicho que va a velar por los intereses de las menores a las que en la actualidad sí hay que darles un consentimiento paterno para que puedan asistir a una excursión del colegio y no para abortar.

Una ley “innecesaria”

La número dos del PSOE, Elena Valenciano, ha pedido a los diputados del PP que se pregunten si la ley garantiza la libertad, si será eficaz para el fin que persigue, si mejorará la igualdad entre las personas, si dará más seguridad a las mujeres o si es una ley realmente necesaria.

“Contesten a cada una de estas preguntas y verán como la respuesta a todas es no. Esta ley no aumentará sino que cercenará la libertad de las mujeres porque ellas no van a ser las que decidan”, ha subrayado Valenciano, para vaticinar que con esta ley España pasará a formar parte de los escasos países europeos que limitan la libertad de las mujeres en la materia.