La previsión habla de una nueva congelación de primas o una ligera subida



12 sep 2014. 20.11H
SE LEE EN 3 minutos

 Luis Mayero, vicepresidente del IDIS.

Redacción / Enrique Pita. Madrid
La próxima reunión del Consejo General de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) se celebrará previsiblemente en los últimos días de este mes de septiembre y de los anuncios que allí haga su director general, Gustavo Blanco, dependerá en buena medida no solo el futuro inmediato de Muface, sino quizá también el medio plazo. En principio, la previsión es que el nuevo concierto anual confirme una nueva congelación de primas, aunque hay un pequeño resquicio a un alza muy pequeña, que quizá podría ir acompañada de nuevos ajustes en las prestaciones.

Este escenario preocupa tanto a los propios mutualistas como a las compañías aseguradoras que participan del modelo. En opinión de Luis Mayero, vicepresidente del IDIS, el Gobierno debería proponer un proyecto a medio plazo para Muface, con la vista puesta en tres años, para que así las compañías puedan decidir sobre una base estable si quieren seguir formando parte del modelo o no. En este sentido hay que recordar que han sido varias las compañías que han dejado de prestar servicio a los mutualistas en los últimos años, como Sanitas o Caser.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) se ha propuesto constatar que la preocupación está extendida en el conjunto del colectivo de funcionarios, toda vez que ha detectado que existen dudas acerca del futuro y la viabilidad del sistema. Para ello, ha comenzado a elaborar una encuesta entre los funcionarios que forma parte de una campaña global de sensibilización sobre los problemas que atraviesa un modelo que, en opinión del sindicato, se ha mostrado positivo a lo largo del tiempo, “ejemplo de gestión eficiente y sostenible, y gozando de un mayoritario respaldo y alto nivel de satisfacción”.

Según ha explicado el sindicato en un comunicado, la encuesta plantea a los funcionarios si auguran la futura desaparición del modelo, si están de acuerdo o no con las restricciones presupuestarias o la incidencia en su vida cotidiana de los recortes sufridos, entre otros aspectos. Además, les pregunta si estarían dispuestos a aumentar su aportación para garantizar la pervivencia del mutualismo administrativo. Tal y como ha señalado a Redacción Médica el representante del sindicato en el Consejo General de Muface, Eliseo Moreno, los resultados de la encuesta se pondrán en conocimiento de los responsables políticos.

Eliseo Moreno, representante de CSI-F en el Consejo General de Muface.

La complicada realidad del modelo

Los recortes en las prestaciones y las dificultades presupuestarias son solo una parte de la complicada realidad que atraviesa el modelo de mutualismo administrativo, que además debe hacer frente a la reducción progresiva del número de mutualistas y al progresivo envejecimiento del colectivo, con lo que la atención se va encareciendo poco a poco.

Sin novedades sobre el nuevo concierto, las compañías aseguradoras que toman parte del modelo también han visto como se congelaban las primas en los últimos tiempos, una tendencia que podría mantenerse en el futuro cercano y que podría hacer menos atractivo prestar servicio al mutualismo administrativo.

Las propuestas que se han hecho son varias. Desde extender el modelo a otros colectivos, como el de funcionarios de las comunidades autónomas, a dejar que poco a poco vaya desapareciendo, acotando progresivamente el modelo y reunificando los sistemas.


ENLACES RELACIONADOS:
UGT no ve razonable incorporar nuevos colectivos al modelo Muface (30/08/14)

El IDIS quiere implicar a los sindicatos en la defensa del mutualismo administrativo (04/07/14)

Extender a toda la población el modelo Muface ahorraría 13.000 millones (02/07/14)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.