16 nov 2018 | Actualizado: 09:20

El Gobierno implanta las interconsultas no presenciales en el área de salud de Tudela

La consejera Vera ha explicado que “el objetivo es aumentar la capacidad de resolución de los médicos de familia”

Martes, 02 de octubre de 2012, a las 17:17

Redacción. Pamplona
El Servicio Navarro de Salud ha extendido al área de salud de Tudela la modalidad de ‘Interconsulta no Presencial’ entre los profesionales de medicina de familia y pediatría de Atención Primaria y los profesionales del Hospital Reina Sofía de Tudela, en las especialidades de alergología, dermatología, endocrinología, cardiología y psiquiatría.
 

Marta Vera, consejera de Salud.

La consejera de Salud, Marta Vera, acompañada por el director gerente del Servicio Navarro de Salud, Ángel Sanz, y el director del Hospital Reina Sofía, Juan Ramón Rábade, han comprobado el funcionamiento de este método de trabajo para las mismas especialidades que se ofrecen en las áreas de salud de Pamplona, desde 2005, y Estella.

“Se consigue aumentar la capacidad de resolución de los médicos de familia y reducir sensiblemente la derivación de Atención Primaria a Atención Especializada. En el ámbito de Tudela, el objetivo es reducir en dos años el 10 por ciento de la derivación a Especializada”, según ha explicado la consejera Vera.

Consiste en un intercambio de opiniones sobre los procesos de los pacientes a través de la historia clínica informatizada y mediante el correo electrónico. La interconsulta no presencial permite mejorar el seguimiento de pacientes, especialmente si son crónicos y pluripatológicos. Los profesionales de Atención Primaria asumen la responsabilidad de los cuidados y pueden consultar dudas con el especialista, sin necesidad de derivar al paciente.

Según datos del Departamento de Salud, al año se hacen en Navarra 1.700 interconsultas no presenciales, lo que supone el 3 por ciento de todas primeras visitas a Especializada en el área de Pamplona. De estas, el 39,23 por ciento corresponde a alergología; el 29,19 por ciento, a endocrinología; el 18,47 por ciento, a cardiología; y el 9,17 por ciento, a salud mental.

Diariamente, en estas especialidades, cada médico puede tener entre 0 y 1 caso susceptible de ser derivado mediante este procedimiento. El 69 por ciento de las interconsultas no presenciales evitan una derivación a Especializada.