13 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El defensor del Paciente anuncia su dimisión porque la institución está “muy debilitada”

José Ramón Hidalgo ha considerado que “por reforzar la institución” era conveniente “cesar” en su actividad

Miércoles, 18 de julio de 2012, a las 14:48

Redacción. Mérida
El defensor de los Usuarios del Sistema Sanitario Público de Extremadura, José Ramón Hidalgo Antequera, ha anunciado su dimisión ya que considera que esta institución “ha quedado muy debilitada” después de las medidas de ahorro adoptadas por el Gobierno regional, a pesar de que finalmente la oficina sigue adelante.

José Ramón Hidalgo durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad de la Asamblea regional.

Hidalgo Antequera ha remitido un escrito al consejero de Salud y Política Social del Gobierno extremeño, Luis Alfonso Hernández Carrón, en el que solicita la convocatoria del Consejo Extremeño de Consumidores, para presentar su dimisión en este órgano.

Según ha explicado José Ramón Hidalgo en declaraciones a los medios de comunicación, el proyecto de la Ley de Medidas Urgentes para la Contención del Gasto Público consideraba la supresión de la figura de Defensor de los Usuarios, algo que finalmente no se llevó a cabo porque fue rechazado, “y la institución sigue funcionando”.

Sin embargo, y a pesar de que continúa activa, “a efectos del ciudadano extremeño, la sensación que ha quedado es que muchísimos de ellos creen que la figura ya ha desaparecido”, mientras que “otros muchos consideran que la institución ha quedado muy debilitada, y que no tenía la fuerza que tenía con anterioridad”.

Ante esta situación, José Ramón Hidalgo ha considerado que “por reforzar la institución” era conveniente “cesar” en su actividad, “y que nombren a otra persona como defensor de los usarios, para que él ya con nueva sangre impulse a la institución de nuevo”.

A preguntas de los periodistas, Hidalgo ha asegurado que no ha “tenido la sensación de que haya sido un ataque personal, ni mucho menos”, y ha señalado que él “personalmente seguía con fuerzas”, sin embargo, ha apuntado que únicamente le quedaban nueve meses en el cargo “y la labor era muy grande”.

“Son nueve meses en los que había que hacer una memoria de por medio y donde había que intentar explicar todo esto a los ciudadanos de una manera distinta, que es mucho más difícil”, ha considerado el defensor del Usuario.

Así, Hidalgo Antequera ha considerado que él puede “entender que en un momento determinado se suprima la Oficina del Defensor de los Usuarios”, aunque ha rehúsado entrar a valorar si “conviene o no conviene para la sociedad extremeña o para el sistema sanitario público”. En ese sentido, ha añadido que entiende que “cuando hay menores ingresos pues es necesario recortar en algunas instituciones o en algunas partidas”.