Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:30

El coste por hora trabajada en sanidad se deprecia

El índice de costes laborales señala un crecimiento del 1,6 por ciento en los tres primeros meses del año a nivel general

Miércoles, 10 de junio de 2015, a las 12:58
Redacción. Madrid
El coste por hora trabajada subió en el sector de las actividades sanitarias un 1,3 por ciento en en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2014, tres décimas por debajo de la media nacional, que se situó en el 1,6 por ciento en dicho periodo, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tasa anual (1º trimeste de 2015 sobre 1º de 2014) del índice desestacionalizado y corregido de calendario según las secciones de actividad. Fuente: INE.

Este avance interanual del 1,3 por ciento en el coste por hora trabajada se produce después del recorte del 1,6 por ciento registrado en el cuarto trimestre de 2014 en el sector sanitario, que aunque crece en los tres primeros meses de 2015, lo hace a un ritmo menor que la media nacional, lo que refleja su deprecio respecto a otras actividades.

Eliminando los efectos estacionales y de calendario, el coste por hora trabajada presentó en el primer trimestre del año un crecimiento interanual del 0,9 por ciento (una décima por debajo de la media, lo que constata la depreciación), frente al -0,5 por ciento del trimestre precedente.

Otras actividades

Las actividades que presentaron en el primer trimestre del año los mayores recortes interanuales en la serie general del coste por hora trabajada fueron las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-7,3 por ciento), el suministro de energía eléctrica (-5,8 por ciento) y otros servicios (-2,8 por ciento).

Por el contrario, el mayor incremento interanual en el coste por hora trabajada se dio en la Administración Pública, con un avance del 4,9 por ciento, seguido de la educación (+3,9 por ciento) y las actividades financieras y de seguros (+3,7 por ciento).

Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, las actividades con las mayores tasas anuales son Administración Pública (+3,3 por ciento), actividades financieras (+2,8 por ciento) y suministro de agua (+2,1 por ciento). En cambio, las mayores caídas se producen en actividades artísticas (-6,6 por ciento), suministro de energía eléctrica (-5,9 por ciento) y otros servicios (-2,6 por ciento).