Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Martes, 03 de mayo de 2011, a las 12:18

Redacción. Palma de Mallorca
El 20,15 por ciento de los usuarios del sistema sanitario público en Baleares es de nacionalidad extranjera. Esto se traduce en que un total de 208.455 personas nacidas fuera de España ya disponen de tarjeta sanitaria expedida por el Servei de Salut de les Illes Baleares, según los datos del Ib-Salut.

Josep Pomar, gerente del IB-Salut.

A finales de 2010 un total de 1.034.272 personas disponían de tarjeta sanitaria en la comunidad autónoma, de las cuales 816.355 eran de Mallorca, 87.455 de Menorca y 130.462 de Ibiza y Formentera. En comparación con el año anterior, la cifra de tarjetas sanitarias expedidas por el Ib-Salud a personas nacidas fuera de España se ha incrementado un 4,6 por ciento. En 2009 había 199.148 extranjeros con derecho a recibir asistencia.

El aumento se hace más notable con respecto a 2007, cuando había contabilizadas 179.590 tarjetas correspondientes a extranjeros en la comunidad balear, frente a las 208.455 concedidas a finales de 2010, lo que supone un incremento del volumen de tarjetas del 16 por ciento. Se trata de crecimiento muy importante que refleja el fuerte peso que tiene la inmigración en el archipiélago, que no ha descendido a pesar de la crisis económica. Del total de extranjeros con derecho a recibir asistencia sanitaria, 63.398 son comunitarios y 145.057 de países de fuera de la Unión Europea.

Nacionalidades

Por nacionalidades, las persona que han venido a las Islas desde países de América Latina (Argentina, Ecuador, Colombia) son las predominantes, al sumar 93.936 tarjetas, seguidas de las procedentes del Magreb (principalmente Marruecos) al disponer de 28.224 de documentos. Por su parte, los extranjeros de África Subsahariana que cuentan con tarjeta sanitaria alcanza los 9.800, mientras que 2.074 proceden de Europa del Este. Más de 11.000 tarjetas corresponde a personas llegadas de otros países del mundo.