Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Sanidad revisa a 38.500 crónicos que toman más de 10 fármacos para reducir las dosis

La cifra de pacientes que toman más de 15 medicamentos baja un 41% desde 2011

Jueves, 29 de octubre de 2015, a las 14:00
Redacción. Santiago de Compostela
Los pacientes crónicos con más de 15 medicamentos en Galicia se han reducido un 41 por ciento desde 2011 con las revisiones de polimedicados impulsadas en la comunidad para potenciar un uso adecuado y seguro de los fármacos.

Arantxa Catalán.

Así lo ha explicado este jueves la presidenta del comité científico del XX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (Sefap), María Mercedes Guerra García, que ha incidido en que se revisan en la actualidad más de 38.500 pacientes crónicos gallegos que toman 10 o más fármacos en el marco de un programada de control de polimedicados.

Guerra ha comentado que en Galicia hay unos 2.000 usuarios centenarios, al tiempo que ha advertido de la importancia del control de polimedicados para evitar “problemas sanitarios y el coste para el sistema”. Al respecto, ha subrayado que “el riesgo cero no existe” y “queda mucho por hacer”.

Por ello, ha insistido en que hay que “mejorar la seguridad y reducir el riesgo” en el consumo de medicamentos, por lo que ha hecho hincapié en la reducción de los pacientes polimedicados.

Al respecto la presidenta de la Sefap, Arantxa Catalán Ramos, ha manifestado que con la revisión de las historias caso por caso de pacientes polimedicados buscan “reducir los errores de medicación detectados” con el fin de que el Sistema Nacional de Salud “priorice los principales problemas del paciente e ir adecuando la medicación a los más importantes”.

Preguntadas por el ahorro que supone esta revisión, María Mercedes Guerra ha asegurado que “es difícil de calcular” porque está asociado a los ingresos hospitalarios y consultas que se evitan relacionados con “el uso correcto de los medicamentos”. “Los resultados no se deben contar sólo en dinero sino en calidad de vida”, ha apostillado.