Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Campo: “La era de la medicina genómica ha empezado”

La explosión de tecnologías en las dos últimas décadas ha aumentado el conocimiento genético

Lunes, 23 de marzo de 2015, a las 12:06
Redacción. Zaragoza
Elías Campo, catedrático de anatomía patológica en la Universidad de Barcelona, jefe de sección de la unidad de Hematopatología y director de investigación del Hospital Clínico, ha sido el ponente en el cuarto acto del Aula Montpellier en este curso, una sesión conjunta celebrada en la Real Academia de Medicina de Zaragoza.

Luis Miguel Tobajas, secretario de la RAM; Manuel Bueno, presidente de la RAM; Elías Campo, ponente;  y el director de Clínica Montpellier, Alfredo Pérez Lambán.

A lo largo de su intervención, Elías Campo se ha referido al largo y tortuoso camino, desde el descifrado del doble patrón del ADN hasta la consecución de la secuenciación completa del genoma humano. Un itinerario que, según ha señalado, “ha abierto perspectivas para nuestro conocimiento molecular de las enfermedades humanas y ha proporcionado gradualmente nuevas herramientas para un diagnóstico más preciso y para casos exitosos de nuevos tratamientos clave”.

De hecho, en las dos últimas décadas la explosión de tecnologías de alto rendimiento ha aumentado el conocimiento genético y molecular de las enfermedades con una perspectiva genómica global. Así, ha indicado el investigador, “una de la más importantes aplicaciones iniciales fue el diseño de plataformas de microarray para el análisis de las alteraciones estructurales del ADN y el perfil de la expresión génica”.

Estos estudios, tal y como ha señalado Campo, aplicados principalmente en hematooncología, han facilitado la caracterización molecular de conocidas entidades y el reconocimiento de nuevos subtipos de tumores y enfermedades específicas. También han servido de ayuda para identificar nuevos biomarcadores, desarrollar sólidos modelos de pronóstico y reconocer nuevos genes y vías oncogénicas con implicaciones potenciales para terapias focalizadas.

Según Elías Campo, “una nueva oleada de información masiva se está generando actualmente gracias al desarrollo de una próxima generación de tecnologías de secuenciación que interrogan todas las alteraciones genéticas posibles que están presentes en el genoma completo, exoma completo, o transcriptoma completo en un experimento individual”.
El coste relativamente asequible, los plazos cortos y los nuevos diseños tecnológicos están facilitando la transferencia de estos conocimientos en las clínicas.

Tal y como ha mostrado Elías Campo en su ponencia del Aula Montpellier, el panorama de las alteraciones genéticas moleculares ha sido ya descrito en múltiples neoplasmas y ha revelado una heterogeneidad compleja sin precedentes. Se han descubierto nuevos genes mutados que no se habían visto nunca en el cáncer.

Algunos tumores tienen mutaciones somáticas en un gen específico en prácticamente todos los casos, pero la mayoría de los subtipos de tumor conllevan muchas mutaciones a una frecuencia relativamente baja que tiene tendencia a agruparse en vías funcionales específicas. “Estos perfiles de mutación, ha subrayado Campo, abren las puertas para nuevas herramientas de diagnóstico y estrategias terapéuticas”. “La era de la medicina genómica ha empezado y modulará todas las áreas de nuestra investigación y práctica clínica en hematología” ha concluido el investigador de origen altoaragonés.

Desarrollo del Aula

El secretario de la Real Academia de Medicina de Zaragoza, Luis Miguel Tobajas, ha sido el encargado de presentar al ponente al inicio de la sesión. Así, se ha destacado cómo la labor de Elías Campo y su grupo ha sido reconocida con numerosos reconocimientos y galardones incluyendo el Premio Severo Ochoa, la medalla Narcis Monturiol y el Premio Vanguardia de la Ciencia. Es autor de más de 460 publicaciones que han sido citadas 28.653 veces siendo su factor h= 85. Reconocido por la agencia Thomson Reuters entre el 1 por ciento de los científicos más citados en todos los ámbitos de las ciencias en el período 2002-2012.

También, en los últimos años, su nombramiento como codirector científico con Carlos López-Otín (también altoaragonés) de la Universidad de Oviedo, del Proyecto Genoma de la Leucemia Linfática Crónica, en el Consorcio Internacional del Genoma del Cáncer, ha supuesto un avance cualitativo en las investigaciones.

Tras la ponencia, el director de Clínica Montpellier, Alfredo Pérez Lambán ha recordado cómo Aula Montpellier, lleva 15 años en escena propiciando la divulgación científico - médica, el debate y la formación de tipo multidisciplinar. “Este es el 4º año en el que realizamos un acto conjunto con la RAM y en los que han participado con antelación Ordovás, Luis Oró y Carreras. Contando el ciclo actual, al finalizar éste, habremos celebrado 106 sesiones en las que habrán participado 135 profesionales del máximo prestigio y nivel médico científico”, ha señalado Pérez Lambán.

Finalmente, el presidente de la Real Academia de Medicina de Zaragoza, Manuel Bueno, en la clausura del brillante acto académico protagonizado por Elías Campo, se ha referido a la importancia que para la Real Academia representa la colaboración institucional con Clínica Montpellier-Asisa.