21 nov 2018 | Actualizado: 09:20
Miércoles, 18 de noviembre de 2015, a las 09:57
Jesús Vicioso Hoyo/ Imagen: Miguel Fernández de Vega. Madrid
Sonríe mucho y, pese a estar todo el día al pie del cañón entre pacientes recién aterrizados en la vida, parece tener pilas recargables porque no para. La presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap), Begoña Domínguez, es toda una luchadora desde bien pequeña. ‘Revista Médica’ se adentra en la vida de esta feminista que no lleva pendientes y que fue concejal en las primeras elecciones democráticas, que organizó una manifestación para lograr un servicio de Urgencias en un pueblo (y lo consiguió), y que hasta ha atendido, con éxito, a neonatos en mitad de un patatal.

Ya que los pediatras son de los profesionales en los que más confían los ciudadanos,  ¿habrá que poner a uno de presidente para recomponer la confianza con la política?

(Risas) Yo creo que la confianza no está tanto en el título, sino en la forma de trabajo. Quizás un pediatra trastocado de su consulta y puesto a presidente del Gobierno no tenga el mismo efecto sobre la población.

Se acaba de terminar una legislatura compleja. ¿Cuál es su diagnóstico?

No es bueno. No la apruebo, desde luego. Ni en la primera ni en la segunda parte.

Acceda a la entrevista completa

Lea la nueva edición de 'Revista Médica'